Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abogado que acusa a OHL de corrupción en México sale libre

Paulo Diez, que representa a una empresa que demanda a la constructora española, fue detenido entre múltiples irregularidades

El Circuito Exterior Mexiquense.
El Circuito Exterior Mexiquense.

El abogado Paulo Diez, que ha acusado a la constructora OHL y al Gobierno mexicano de cometer actos de corrupción, ha sido liberado la tarde de este miércoles tras permanecer 48 horas en una detención llena de irregularidades.

Diez representa a la empresa Infraiber, que según un contrato debería de monitorear los peajes del Circuito Exterior Mexiquense desde 2013, una obra pública con un coste de 350 millones de dólares, cuatro veces más de lo previsto. La detención de Diez ocurrió unas horas antes de que se conociera una nueva grabación que involucra a Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, con directivos de la compañía española y que su firma presentara un nuevo recurso en contra de OHL.

Jesús Moreno, abogado defensor de Diez, explicó a este periódico que su cliente fue detenido el lunes a las 14 horas sin que se le mostrara una orden judicial ni que se le aclarase el motivo de la retención. “Un grupo de agentes se acercaron cuando salía de su oficina, le pidieron que se bajara de su coche y abriera la cajuela [maletero]. Cuando regresó, un policía le dijo que habían hallado una pistola calibre .38 en el asiento del conductor. Moreno sostiene que el arma fue sembrada por los agentes.

La detención de Diez ocurrió unas horas antes de que se conociera una nueva grabación que involucra a Gerardo Ruiz Esparza, miembro del Gabinete de Enrique Peña Nieto

El abogado fue interrogado durante la tarde del lunes por una investigación sobre el espionaje telefónico que ha revelado una trama corrupta entre directivos de OHL y funcionarios del Gobierno mexicano. La constructora española ha acusado a Infraiber, la empresa a la que representa Diez, de conducir una campaña ilegal en su contra.

Una vez que finalizó el interrogatorio, Diez debió de haber sido liberado, explica su abogado. Entonces los agentes dijeron que ahora estaba detenido por cargar el arma de fuego, que tanto Diez como Moreno afirman que fue colocada por los propios policías.

“Si el Ministerio Público había hallado un arma de fuego, [Diez] debió de haber sido a disposición por este delito de esta instancia de manera inmediata. Pero en lugar de esto lo presentan a quienes lo habían llamado como testigo”. Una irregularidad más: el nombre del abogado no apareció en la lista de detenidos por la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía).

La constructora española ha acusado a Infraiber, la empresa a la que representa Diez, de conducir una campaña ilegal en su contra

Diez fue finalmente liberado la tarde de este miércoles, tras permanecer 48 horas retenido, tras pagar una caución [garantía] de 64.000 pesos (unos 3.700 dólares) por los gastos del proceso y el posible pago de multas.

La empresa que representa Diez, Infraiber, es mencionada en la última de las escuchas difundida. Ruiz Esparza, un funcionario federal (y al que por tanto no corresponde decidir sobre las operaciones en el Estado de México, donde se autorizaron las obras de OHL), afirma a un exdirectivo de la compañía española sobre cómo “defenderse” de la fiscalización que Infraiber debió de haber instalado desde hace 10 años. OHL ha continuado recibiendo dinero público que debería de destinarse a pagar a Infraibe y  no ha explicado dónde están los 110 millones de pesos (unos 6,4 millones de dólares) que ha cobrado desde 2013 a los conductores que pasan por el Circuito Exterior Mexiquense por un servicio que se niega a instalar.

Más información