Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emiratos Árabes anuncia la muerte de 22 de sus soldados en Yemen

Abu Dhabi ha desplegado a sus tropas en apoyo de la intervención contra los rebeldes

Tropas fieles al presidente Abd Rabbo Mansur Hadi, en Daleh (Yemen), el 30 de agosto de 2015.
Tropas fieles al presidente Abd Rabbo Mansur Hadi, en Daleh (Yemen), el 30 de agosto de 2015.

Emiratos Árabes Unidos (EAU) ha anunciado este viernes la muerte de 22 de sus soldados en Yemen. El comunicado, difundido por la agencia estatal WAM, no precisa las circunstancias en las que han perdido la vida. Informaciones contradictorias hablan de un ataque Huthi y de una explosión accidental. En cualquier caso, la noticia constituye un duro golpe para las autoridades emiratíes que hasta ahora habían obviado los riesgos de la operación insistiendo en sus logros y, sobre todo, en el enfoque humanitario.

Según fuentes militares yemeníes citadas por la agencia France Presse, una explosión “accidental” en un depósito de municiones ha matado a varios soldados de la coalición árabe además de yemeníes. El incidente se ha producido en un cuartel de Safer, en la provincia de Marib, a unos 250 kilómetros al este de Saná, cuya conquista planean esas fuerzas. Sin embargo, los Huthi aseguran que ha sido uno de sus cohetes Toshka el que ha destruido el recinto, “causando decenas de muertos y heridos, además de la destrucción de varios helicópteros Apache y vehículos blindados”.

Es el mayor número de bajas sufrido por el país hasta la fecha. Con anterioridad, EAU había informado de la muerte de cinco soldados en combate y otro en un accidente. Hace pocos días, el Gobierno estableció la festividad del Día de los Mártires el 30 de noviembre, para honrar a los muertos en acto de servicio.

Las tropas emiratíes forman parte de la coalición liderada por Arabia Saudí para frenar a los rebeldes Huthi y restaurar al presidente Abd Rabbo Mansur Hadi, que huyó de Yemen ante su avance. Riad ve a esa milicia como un peón de Teherán, con quien rivaliza por la hegemonía en la región. Desde finales de marzo ha tratado de forzar su retirada con una controvertida campaña aérea que ha transformado las divisiones yemeníes a en una guerra civil abierta y causado numerosas víctimas civiles, sin demasiado éxito inicial.

Hasta que a finales de julio, lograron echar a los Huthi y sus aliados de Adén, el gran puerto del sur del país, con el apoyo de varias milicias locales, entre ellas grupos sudistas partidarios de recuperar la independencia anterior a 1990. Se rebeló entonces el papel clave de las fuerzas especiales emiratíes y los medios locales empezaron a hablar de una intervención que no se ha anunciado de forma oficial. Incluso se apuntaron la medalla de la liberación de un ciudadano británico supuestamente en manos de Al Qaeda, aunque este grupo negó haberlo secuestrado.

“EAU lidera la operación terrestre en el sur de Yemen y con bastante éxito”, asegura a EL PAÍS Theodore Karasik, un analista de seguridad en Dubái. Este experto admite, no obstante, que el avance hacia el norte y la conquista de Saná va a resultar "mucho más difícil".

Se estima que los emiratíes constituyen la mitad de los 3.000 soldados desplegados (el resto son saudíes). Además de entrenar a las fuerzas yemeníes y organizar la policía local, se han encargado desde el principio de la seguridad del puerto y del aeropuerto de Adén. Pero sobre todo, las autoridades de EAU han subrayado el esfuerzo humanitario y de reconstrucción, con un muy publicitado despliegue de la Media Luna emiratí.

Justo cuando se ha conocido la noticia de la muerte de los 22 soldados se estaba desarrollando un maratón televisivo de seis horas para recaudar fondos con el lema Yemen: Nos preocupamos. Incluso el sermón del rezo del mediodía estaba este viernes dedicado a la necesidad de mostrar solidaridad con ese castigado país, el más pobre de los árabes.

Este mismo viernes han muerto además cinco soldados bahreiníes en la frontera entre Arabia Saudí y Yemen, según ha anunciado la agencia estatal BNA. Según el comunicado, los militares “defendían la frontera sur del reino saudí”. Bahréin, que en 2011 recibió fuerzas de saudíes y emiratíes para hacer frente a la revuelta popular, también forma parte de la coalición árabe, aunque no hay constancia de que sus fuerzas se encuentren sobre el terreno en el país de la reina de Saba.