El nuevo presidente de Guatemala promete transparencia

El sucesor de Otto Pérez, Alejandro Maldonado, pide a la población que mantenga sus denuncias en su primer mensaje a la Nación

El presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado.
El presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado.E. Felix (AP)

“Quiero dejar un legado de desvelo y transparencia”, dijo el nuevo presidente de Guatemala, el jurista Alejandro Maldonado Aguirre, en su primer mensaje tras haber sido investido por el Congreso, a 14 horas de conocerse la renuncia de Otto Pérez Molina.

Más información
Guatemala: la victoria de un pueblo indignado
Pérez Molina: del poder al banquillo en 24 horas
La corrupción acecha a los dirigentes de Centroamérica
Guatemala acudirá a las urnas en medio de una crisis sin precedentes
El empresariado de Guatemala exige la dimisión del presidente

En un mensaje de no más de cinco minutos, Maldonado Aguirre, de 79 años, señaló que uno de sus mayores compromisos es que la población pueda “recuperar la democracia en un sentido sustantivo”. Afirmó que recibe un país que ha sufrido “un progresivo deterioro, ante la ineficacia de las leyes y de los operadores de justicia”.

Maldonado pidió a los guatemaltecos, cuya presencia en las calles a lo largo de cuatro meses en demanda de la decencia de sus gobernantes, que sigan atentos al desempeño de su gobierno provisional, así como del que asuma el 14 de enero. “[…La población] no puede dar por finalizada su tarea. Esta nueva generación no puede ni debe estancarse […]. No dejen de vigilar para que no haya marcha atrás”.

Tras manifestar su preocupación por las débiles finanzas del Estado, “insuficientes para llenar los requerimientos de la sociedad en materias como la educación y la salud”, el nuevo presidente afirmó que la honestidad es su prioridad. “Quiero dejar un legado de honestidad y desvelo”, subrayó.

El nuevo mandatario reconoció que Guatemala sufre “un progresivo deterioro, ante la ineficacia de las leyes y de los operadores de justicia”
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Maldonado tendió la mano a la prensa y pidió a la población continuar con sus demandas siempre que las inconformidades no degeneren en odio. “El odio no es un derecho. En consecuencia, que se juzgue a los responsables de delitos, pero sin ningún rencor”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS