Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete detenidos en Pakistán por participar en una red de pederastia

Se investigan los abusos a unos 200 niños que pudieron ser filmados durante años

Las familias de algunos de los menores supuestamente víctimas de abusos.
Las familias de algunos de los menores supuestamente víctimas de abusos. REUTERS

Las autoridades paquistaníes investigan una red de pederastia que ha abusado, presuntamente, de unos 200 niños y ha vendido los vídeos de las agresiones. Hay siete detenidos implicados en el caso, el mayor escándalo de abusos sexuales de la historia del país. Según las investigaciones policiales, los menores de entre seis y 14 años de tres aldeas de la provincia oriental de Punjab fueron obligados a practicar sexo frente a las cámaras con adultos durante varios años.

Las acusaciones de abusos comenzaron la semana pasada, cuando las familias de varias de las víctimas informaron a la policía, según recoge el diario paquistaní The Nation. El martes, cientos de vecinos de las aldeas de donde supuestamente procedían los menores protestaron contra la actuación de las fuerzas de seguridad y los políticos locales, a los que acusaban de proteger a los miembros de la red pedófila y de ignorar las denuncias. La protesta se saldó con una docena de heridos.

El diario paquistaní, en inglés, afirma que los miembros de la red drogaron a muchas de sus víctimas a las que después extorsionaban prometiéndoles que dejarían de difundir sus vídeos. Así, los propios niños extorsionados llegaron a robar para pagar el silencio de los pederastas. Según el diario, que cita fuentes de la investigación, las imágenes se vendían al extranjero. Las autoridades se han incautado de más de 400 de estos vídeos de abusos, que comenzaron en 2006.

Cinco de los siete detenidos siguen bajo custodia judicial. Mientras, las familias han denunciado que han recibido presiones políticas para retirar las acusaciones. “Todos los que vivimos en este pueblo somos víctimas”, ha declarado la madre de una de las víctimas, que ha preferido mantenerse en el anonimato. "Nuestros niños, tanto chicos como chicas, han sido violados y chantajeados".

Las organizaciones de derechos humanos del país denuncian que los abusos menores son un grave problema en Pakistán, también la desprotección a la que se enfrentan; sobre todo los niños sin hogar, que se estiman en 1,5 millones, según recoge el diario The New York Times.

Pese a las denuncias de las familias, las autoridades de Punjab han restado importancia a la magnitud de los abusos y han asegurado que solo se han registrado siete denuncias ante la policía y que las autoridades han descubierto solo 30 vídeos.

De hecho, la policía asegura que las acusaciones de pederastia se han hecho públicas tras una disputa por tierras entre dos grupos rivales de la zona, y que las grabaciones están siendo utilizadas por una de las partes para desacreditar a la otra. “Los vídeos son antiguos”, dijo un alto oficial de policía.

Mientras, el responsable de la Oficina de Protección Infantil de Punjab, Saba Sadiq, ha sido tajante en cuanto a la gravedad del caso: "Se trata del mayor escándalo de abuso infantil de la historia de Pakistán", ha declarado antes de solicitar que sea el Gobierno central quien investigue directamente estos casos para "proteger los derechos de los niños en un futuro".