Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump abre una nueva polémica al dudar del valor militar de McCain

El empresario dice que el senador solo es héroe por haber sido prisionero en Vietnam: "Prefiero a los que no son capturados"

Donald Trump, durante el evento en Ames, Iowa, el sábado.
Donald Trump, durante el evento en Ames, Iowa, el sábado. Bloomberg

El magnate inmobiliario Donald Trump había conseguido atraer una atención sobre sí mismo inesperada a través de sus insultos a los mexicanos, pero este sábado su verborrea incontrolable le metió en un terreno pantanoso que ya no es tan excitante para los votantes republicanos. Durante su participación en un evento cristiano conservador en la campaña de Iowa, Trump dudó públicamente del valor militar del senador John McCain, excandidato presidencial. “No es un héroe de guerra. Solo es un héroe de guerra porque fue capturado. Prefiero a los que no han sido capturados”, dijo Trump.

John McCain, senador por Arizona y candidato republicano a la Casa Blanca en 2008, fue hecho prisionero en la guerra de Vietnam. Pasó cinco años en cautividad durante los cuales sufrió torturas y confinamiento en solitario. Las secuelas físicas de aquella experiencia todavía son visibles. Su estatus de héroe de guerra no había sido puesto en cuestión y mucho menos por un supuesto colega de partido. En EE UU es profundamente ofensivo dudar del valor del servicio militar de un veterano.

El comentario de Trump entra en un terreno desconocido en su espiral de declaraciones. Lo hizo tras pronunciar la palabra malsonante “maldito” (damn) delante de un público cristiano y después decir que le daba igual el entorno y que estaba harto de la corrección política que “impide moverse” a EE UU. Trump ha hecho de su marca personal ser una persona que no se calla y que dice lo que supuestamente están pensando en el fondo los conservadores del país. Por el momento, ha conseguido atraer una atención mediática inesperada sobre sí mismo y llevar una candidatura condenada a ser una comparsa al centro de la campaña republicana.

Preguntado por la prensa tras su intervención, Trump trató de matizar sus palabras. “Por supuesto que (McCain) es un héroe de guerra. Todos los prisioneros de guerra son héroes de guerra”, dijo Trump. El empresario dio varias respuestas similares, siempre en el sentido de que la condición de héroe de guerra de McCain viene únicamente del hecho de haber sido hecho prisionero. Inmediatamente derivó sus críticas a la supuesta falta de preocupación de McCain por los veteranos en EE UU.

La polémica con McCain se remonta al mitin de la semana pasada de Trump en Phoenix, Arizona. El aspirante presume de cómo el éxito de la convocatoria obligó a cambiar el lugar del encuentro para albergar hasta 15.000 personas. McCain, senador del estado, preguntado por el fenómeno Trump dijo que había “excitado a los locos”. Desde entonces Trump tira del comentario de McCain cada vez que quiere decir que sus apoyos no son locos, sino que es líder en varias encuestas de preferencia entre los 15 candidatos republicanos.

Las consecuencias de la última salida de tono de Trump empezaron a verse a los pocos minutos. El candidato Jeb Bush tuiteó: "Basta de ataques insultantes. En senador McCain y todos nuestros veteranos, especialmente los prisioneros de guerra, tienen todo nuestro respeto y admiración". Candidatos como Bobby Jindal, Lindsey Graham, Scott Walker, Marco Rubio y Chris Christie salieron a defender a McCain. Los candidatos Ted Cruz, Ben Carson y Rick Santorum no expresaron una condena inequívoca.