El primer ministro serbio es agredido por manifestantes en Srebrenica

El ataque se produjo durante los actos de conmemoración del 20 aniversario de la matanza

El primer ministro serbio, protegido por sus guardaespaldas.Foto: AGENCIA_DESCONOCIDA | Vídeo: AFP / REUTERS-LIVE!

La ceremonia del vigésimo aniversario de la masacre de Srebrenica, a la que acudieron este sábado decenas de miles de personas, se vio ensombrecida por una agresión al jefe del Gobierno serbio, Aleksandar Vucic, el primer mandatario de su país en asistir al homenaje anual. El político serbio acudió al Centro Memorial de Potocari (cerca de Srebrenica), donde depósito unas flores, y a la salida la multitud empezó a abuchearle y a tirarle objetos, según las imágenes de la televisión pública bosnia. Vucic fue alcanzado en la cabeza por varias pedradas. La policía local informó de que una persona había sido detenida por el incidente.

Unos 8.000 varones musulmanes fueron asesinados en julio de 1995 por tropas serbobosnias tras la caída, el 11 de julio, del enclave bosnio-musulmán de Srebrenica, protegido entonces por la ONU. Esta masacre, por la que hasta ahora han sido condenadas una treintena de personas, es la peor vivida en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Los ánimos en Potocari se calmaron cuando el respetado mufti de Sarajevo, Husein Kavazovic, intervino para pedir “dignidad” a los atacantes, a quienes instó a mirar “los féretros con las víctimas de la matanza”. En el cementerio de Potocari reposan 6.241 víctimas, junto a otras 136 que fueron enterradas este mismo sábado.

Obama pide llamar al "genocidio" de 1995 por su nombre

Horas después, y ya de regreso en Belgrado, Vucic aseguró que tiene la mano tendida a sus vecinos bosnios. “Lamento lo que ha ocurrido, que algunos no hayan reconocido mi sincera intención de que edifiquemos la amistad” de los serbios y los bosniomusulmanes, declaró a la televisión de su país. Es el primer jefe de Gobierno de Serbia que acude a la ceremonia que cada año recuerda la matanza de Srebrenica. “Mi mano queda tendida hacia el pueblo bosniomusulmán y seguiré con esa política, siempre estaré dispuesto a hablar sobre cómo superar los problemas”, aseguró. Antes de llegar al centro memorial, el primer ministro serbio había condenado la masacre, que calificó de “monstruoso crimen”.

Pese a la condena del dirigente serbio, el país no reconoce que lo ocurrido fuera un “genocidio”, como falló en 2007 la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Rusia, aliado tradicional de Serbia, vetó el pasado miércoles una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que definía la masacre como genocidio. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió ayer en un comunicado “llamar por su nombre” al “genocidio” de Srebrenica.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

A la ceremonia en Potocari acudió el expresidente estadounidense Bill Clinton, que dirigía el país cuando tuvo lugar la matanza durante la Guerra de los Balcanes. Clinton ha pedido que el recuerdo de Srebrenica ayude al futuro de Bosnia. “Permitid que este monumento a los inocentes no sea sólo un recuerdo a la tragedia, sino que sea un lugar sagrado donde puedan acudir todos y hallar el futuro de su país, que sea un lugar de libertad, unidad, democracia, bienestar”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS