Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco heridos en un ataque suicida en un templo egipcio de Luxor

Tres hombres armados tratan de acceder a Karnak desde el aparcamiento

Una tienda afectada por la explosión en Luxor.

Apenas había iniciado este miércoles su visita a las pirámides de Giza, cuando María Fanlo recibió un mensaje de WhatsApp de una compañera de trabajo, desde Barcelona: había habido un ataque suicida en el templo de Karnak, en la ciudad de Luxor. Finalmente, el intento de atentado se saldó con la muerte de dos terroristas, y cinco civiles y agentes heridos de poca gravedad. Según declararon fuentes del Ministerio del Interior al diario al-Masry al Youm, la operación tenía como objetivo atacar un autobús de turistas. La policía se percató y abrió fuego contra los atacantes. El terrorista que llevaba un cinturón de explosivos decidió entonces detonarlos.

“He tenido un mal presentimiento. A veces, estos atentados se producen en cadena. Así que nos hemos marchado inmediatamente”, cuenta Fanlo. Los empresarios del turismo, uno de los puntales de la economía egipcia, temen que otros muchos reaccionen igual que esta turista catalana y cancelen sus viajes a Egipto.

El atentado inquieta a los turoperadores españoles

D. L., Madrid

Profesionales españoles del turismo muestran su inquietud sobre la seguridad en la región de Luxor, tras el atentado que se perpetró este miércoles contra el templo de Karnak, una de las joyas turísticas más protegidas de Egipto. La Confederación Española de Agencias de Viaje, que agrupa a más de 2.000 puntos de venta, considera “alarmante” la situación en esa parte del país árabe. 

La región de Luxor aún está considerada por el Ministerio de Exteriores español de riesgo medio, es decir los viajes no están formalmente desaconsejados aunque se aconseja extremar la precaución, según se lee en la página web de la institución. Mayoristas del sector y Exteriores tienen previsto reunirse en los próximos días para valorar la situación.

“Estoy destrozado. Teníamos previsto recibir un grupo de 15 turistas españoles el próximo mes de agosto. Después del atentado en las pirámides de la semana pasada, en el que murieron dos policías, la mitad ya anularon su reserva. Viendo lo que pasó hoy, dudo que al final acabe viniendo alguno”, se lamenta Mohamed Badran, empresario turístico y miembro del Consejo de Negocios Hispano-Egipcio. “El ataque llega justo en el peor momento, cuando parecía que recuperábamos la estabilidad y que empezaba a repuntar el turismo”, agrega.

Un pilar de la economía

El sector turístico fue uno de los que más sufrió la sacudida que representó la Revolución de 2011 y el convulso periodo que siguió, jalonado por diversas masacres y un golpe de Estado. Mientras en 2010 Egipto recibió más de 14 millones de visitantes que aportaron unos 11.000 millones de euros a la economía del país, en los años posteriores la media anual no superó los 10 millones, y los ingresos cayeron hasta un 40%.

Sin embargo, el año 2015 se estrenó con renovadas esperanzas. En el primer trimestre, la llegada de viajeros creció un 7% respecto al mismo periodo en 2014, y las previsiones del Ministerio de Turismo apuntaban que a final de año el número de turistas ascendería a 12,5 millones. Tradicionalmente, el sector representaba un 10% del PIB del país, y daba trabajo a un 12% de la mano de obra.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información