Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valls adopta nuevas medidas liberalizadoras para crear empleo

Valls presenta un nuevo paquete liberalizador para favorecer la contratación

Francia
El primer ministro francés Manuel Valls, este martes en París. REUTERS

El Gobierno francés ha presentado este martes una batería de 18 medidas para frenar el desempleo mediante alicientes a la contratación en las pequeñas y medianas empresas. El “Small Business Act” a la francesa, como la definió el primer ministro, Manuel Valls, en alusión a una ley europea sobre pymes prevé rebajar el coste global de los despidos, eliminar trabas legales y aumentar las ayudas a las sociedades más pequeñas. El Ejecutivo confía en crear “decenas de miles de empleos” en un momento en el que la lucha contra el paro, situado en el 10,5%, es “la prioridad esencial”.

Las pequeñas y medianas empresas representan el 99,8% de las 3,7 millones existentes en Francia y suponen “el corazón del tejido económico”, como dijo Valls tras el Consejo de Ministros extraordinario presidido por el jefe del Estado, François Hollande. Sus propietarios y accionistas se resisten a contratar, explicó el primer ministro, por la “excesiva incertidumbre” ante la situación económica y los costes en caso de futuros despidos.

El Gobierno propone ahora fijar umbrales mínimos y máximos de indemnizaciones por despido. En el caso de trabajadores con escasa antigüedad, los umbrales pueden favorecer a los afectados, pero no a quienes superen los 15 años de estancia en una sociedad. En estos casos, la indeminación máxima queda fijada en 20 mensualidades en empresas con más de 20 trabajadores, y en 12 mensualidades si la plantilla es inferior a 20 empleados. La indemnización mínima queda fijada en 4 y 2 mensualidades, respectivamente.

Hasta ahora, no existían esos límites. Los tribunales laborales, además, disponen de un gran margen de maniobra y tienen en cuenta hasta los perjuicios morales que ha podido sufrir un trabajador. Los litigios se prolongan como media más de dos años y los empresarios deben afrontar los gastos correspondientes a la hora de fijar la indemnización.

Las empresas que contraten a su primer empleado -hay más de 1,2 millones- recibirán una ayuda de 4.000 euros

Fuentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) aseguran que la propuesta gubernamental supondrá “un grave perjuicio” a los empleados despedidos. El Ejecutivo, en cambio, mantiene que los baremos fijados “reflejan la media” de las actuales indemnizaciones. Para el sindicato Fuerza Obrera, el paquete es una prueba más de "la deriva liberal" del Gobierno. Las organizaciones empresariales, por el contrario, sostienen que los cambios "van en la buena dirección". Como el partido de Nicolas Sarkozy, Los Republicanos, que pide ir más lejos.

Otra medida consiste en financiar con 4.000 euros a toda empresa que contrate a su primer empleado. Hay más de 1,2 millones de sociedades sin un solo contratado y el Ejecutivo confía en que por esa vía se generen unos 60.000 empleos. Además, los contratos temporales podrán renovarse dos veces, y no solo una como ahora.

Hoy, las obligaciones de las empresas varían notablemente si tienen menos de 10 empleados, entre 10 y 20, entre 20 y 50 o más de 50. Si pasan de nueve empleados, por ejemplo, deben contar con un representante sindical o prever ayudas al transporte. Por eso, los empresarios se resisten a superar esos umbrales u optan por crear filiales. Con la reforma presentada ahora, las condiciones no variarán durante tres años aunque las empresas superen esos umbrales.

El nuevo paquete de medias liberalizadoras, que se añade a la denominada Ley Macron, se presenta después de que el presidente Hollande haya repetido que no será candidato a las elecciones presidenciales de 2017 si no logra reducir el desempleo, que en el caso de los jóvenes roza el 25%. Algunas de las reformas presentadas ahora, como los umbrales de indemnización por despido, se incorporarán a Ley Macron, aún en trámite parlamentario.

Quitar frenos para favorecer contratos

Manuel Valls ha presentado el nuevo paquete liberalizador de dos días después de la clausura del Congreso del Partido Socialista francés, donde prometió que seguirá haciendo reformas hasta el final de su mandato. El leve repunte económico no es suficiente para crear empleo. Estas son algunas de las medidas aprobadas este martes, en línea con las exigencias de las organizaciones patronales:

  • La indemnización por despido queda fijada en un baremo mínimo y otro máximo. Varía según la plantilla y la antigüedad. La máxima es de 20 mensualidades.
  • Las empresas sin empleados (1,2 millones) recibirán 4.000 euros si hacen un contrato.
  • Los contratos temporales podrán renovarse dos veces. Ahora solo es una. El periodo máximo es aún 18 meses.
  • Las empresas que superen umbrales de plantilla (10, 20, 50 empleados) que incluyen nuevas obligaciones tendrán un periodo transitorio de tres años.
  • Los empresarios que practiquen competencia desleal con contrataciones ilegales serán multados hasta con 500.000 euros.
  • El nuevo paquete liberalizador se aplica a empresas pequeñas y medianas (el 99,8% de las que hay en Francia)