Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un error retrasa la entrega de los restos de víctimas de Germanwings

Francia traduce mal el certificado de defunción de los muertos alemanes

Equipos de rescate de los restos de las víctimas en los Alpes franceses.
Equipos de rescate de los restos de las víctimas en los Alpes franceses.

Los familiares alemanes de las víctimas que murieron en el siniestro del avión de Germanwings, que se estrelló en los Alpes franceses el pasado 24 de marzo, tenían la esperanza de recibir los restos mortales de sus seres queridos el 9 y 10 de junio próximo, tal y como lo había prometido la compañía Lufthansa el domingo pasado. Pero un error de las autoridades francesas en la traducción de los certificados de defunción obligó a la compañía aérea alemana a postergar la entrega de los restos mortales, una medida que causó desolación, tristeza y mucho enfado entre los familiares.

El miércoles pasado, Lufthansa envió sendos correos electrónicos a los familiares para informarles del retraso, una acción que obligó, por ejemplo, a los padres de los 16 estudiantes del instituto Joseph König de la localidad de Haltern am See que fallecieron en el siniestro a cancelar todos los preparativos que habían hecho para enterrar los restos de los jóvenes el próximo 12 de junio.

“En la redacción de los certificados de defunción se han cometido errores que le han quitado validez a los documentos y ha sido necesario redactarlos de nuevo”, admitió el portavoz de Germanwings, Heinz Joachim Schöttes, citado por la agencia DPA. “Estamos trabajando para encontrar una solución lo más rápido posible. Cuando tengamos una nueva fecha informaremos a los familiares”, añadió.

La excusa oficial causó una ola de indignación entre los familiares que escribieron una carta al abogado Elmar Giumulla, donde expresan su consternación por el retraso. “La rabia y la desesperación aumentan, no solo porque Lufthansa dejó volar a un piloto depresivo y no detectó la depresión en los controles médico”, dijo el abogado, al revelar el contenido de la carta escrita por los familiares. “Todo esto les arrebató a las familias sus seres queridos y ahora se añaden nuevos dolores al terrible sufrimiento que han padecido”, añadió el abogado, citado por el periódico Bild. “Mucha gente estaba preparada psicológicamente para esa fecha, pero ahora son víctimas de una catástrofe emocional”, añade el abogado, según Bild, que tuvo acceso a la carta que recibió el abogado.

Los trabajos para identificar los restos o pruebas de ADN de las 150 personas que murieron en la catástrofe aérea habían concluido a mediados de mayo y el fiscal de Marsella, Brice Robin había prometido que, una vez concluido el trabajo de identificación, se enviarían los certificados de defunción a los familiares de las víctimas.