Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Putin y Kerry se reúnen en Rusia para reabrir el diálogo

El encuentro se ha producido en un momento de grave deterioro de las relaciones

Kerry y Putin se saludan en Moscú en presencia del embajador de EE UU.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, mantuvieron ayer una reunión en la localidad rusa de Sochi dirigida a mantener abierto el diálogo entre ambas potencias en un momento de grave deterioro de las relaciones. La cita entre Putin y Kerry se celebró en la residencia estival del mandatario ruso con Ucrania, Siria e Irán sobre la mesa de diálogo. En las conversaciones participaron el embajador estadounidense en Rusia, John Tefft, el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, Wendy Sherman, y, por parte de Rusia, el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, y el asesor presidencial ruso, Yury Ushakov. Kerry y Lavrov mantuvieron también un encuentro de cuatro horas.

“Las negociaciones con Lavrov y Putin han sido francas. Es importante mantener abiertas las líneas de comunicación entre Estados Unidos y Rusia, ya que estamos luchando con los problemas globales urgentes”, señaló Kerry en su perfil de Twitter. Ya en la comparecencia ante los medios, el secretario de Estado estadounidense vinculó directamente el levantamiento de las sanciones de Washington y la UE contra Rusia, uno de los grandes frentes entre las dos potencias, al cumplimiento de los acuerdos de paz para la guerra en Ucrania firmados en Minsk (Bielorrusia).

Lavrov había destacado previamente que “la instigación de la confrontación y los intentos de presión por medio de sanciones (sobre Rusia) son un callejón sin salida”. “No se logrará que Rusia renuncie a sus intereses nacionales y a sus posturas de principio en cuestiones vitales”, había dicho.

El tema de las sanciones sobrevoló el encuentro. Antes de entrevistarse con Kerry, el presidente ruso tuvo una reunión con los dirigentes del complejo militar-industrial. “Una tarea importante consiste en la realización sistemática del programa de sustitución de importaciones de productos de empresas ucranias y algunos países de la OTAN y la Unión Europea, al menos de aquellos que, por cualquier motivo de carácter político, por su propia iniciativa arrollan los contactos con nosotros. Elevaremos el nivel de nuestras propias empresas, ampliaremos su independencia. Finalmente, en el área de la que estamos hablando, la tarea de la sustitución de importaciones es correcta”, dijo Vladímir Putin en la reunión sobre el desarrollo de la industria de defensa rusa.

Lavrov llegó al encuentro, que tuvo lugar en el hotel de Sochi Rodina (Patria), al volante de un coche soviético blanco Pobeda (Victoria), y le regaló a Kerry una camiseta con símbolos del 70º aniversario de la victoria sobre el fascismo, que acaba de celebrar el país.

El ministro ruso manifestó ante los periodistas que las dos partes se habían puesto de acuerdo para presionar tanto a las milicias prorrusas como a las fuerzas ucranias de no recurrir a las armas para resolver sus diferencias. Washington y Moscú admiten que tanto Kiev como los separatistas violan sistemáticamente el alto el fuego.

Junto a la guerra en Ucrania, los temas centrales de las conversaciones fueron el programa nuclear iraní y la guerra en Siria. Kerry y Lavrov volvieron a mostrar la distancia que separa a ambos países en su forma de interpretar el final de la guerra siria. El secretario de Estado estadounidense insistió en que la paz llegará con el “traspaso del poder político”, una opción que el Kremlin, favorable al diálogo de las partes enfrentadas, descarta.

El enviado de Washington expresó también su preocupación por la venta de misiles rusos antiaéreos S-300 a Irán, desbloqueada recientemente. “No se trata de que se viole una regla o una ley, simplemente consideramos que ahora no es el momento adecuado”, dijo Kerry.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >