Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Familiares de los desaparecidos buscan pistas en las redes sociales

Hay más de un centenar de españoles sin localizar tras el terremoto de Nepal

“Si alguien tiene información, por favor poneos en contacto conmigo”. El mensaje se repite en las redes sociales, en perfiles de Facebook y en páginas de mochileros. Dos días después del terremoto que ha dejado en Nepal un saldo provisional de 3.700 muertos, hay más de un centenar de españoles que el Gobierno todavía no ha logrado localizar. Sus allegados recurren a Internet en busca de cualquier dato sobre su paradero.

Es el caso de Sheila Hernández, que todavía no sabe nada de su padre Ángel, de 57 años, montañero y senderista. "Hay falta de información del Gobierno. No sabíamos qué pasos seguir y nos encontramos con una sensación de total abandono y vacío. Todos los datos que tenemos los hemos conseguido nosotros", se queja.

Ángel y otros tres compañeros, Sabino Fernández, Egidio García y Jesús Mosteirín, todos ellos asturianos, salieron de España el pasado 17 de abril. Su destino era el Parque Nacional de Langtang, a unos 80 kilómetros de Katamandú. Allí tenían previsto hacer una ruta de trekking—senderismo de montaña—, y según relata Sheila, hablaron con ellos por WhatsApp por última vez el día 20. Entonces ya avisaron de que en la zona a la que se dirigían no iban a poder comunicarse con sus familias. Cuando se enteraron del seísmo lo primero que hizo Sheila fue mandar un mensaje, pero "sin esperanza". Se han puesto en contacto con la familia del guía que les acompañaba, pero ellos tampoco saben nada.

Eduard Castellano tiene 30 años, es informático y trabajaba en Noruega, pero el último año se lo ha tomado sabático para viajar por Asia. Se comunicó con sus padres por última vez tres o cuatro días antes del terremoto. Solían hablar por Skype o por móvil cada dos o tres días, pero Arseni Castellano, su padre, lleva más de cinco días sin saber nada de él. Supone que estará en Katmandú o cerca, pues tenía la idea de escalar en Nepal, "pero no de subir al Everest, no a ese nivel", comenta su padre.

Hace un minuto que ha conseguido comunicarse con su padre. Está bien

El amigo de un desaparecido

"Mi hijo es muy decidido, ha viajado solo por distintos países de Asia y justo pensaba volver a Girona, donde vivimos, a primeros de mayo solo le quedaba conocer Nepal y China". Está preocupado porque si ya de por sí son difíciles las comunicaciones en el país, ahora más. La embajada de España en Nueva Delhi les ha dicho que les llamará cuando tengan noticias. Al contrario que la hija de Ángel Hernández, no les ha enviado fotografías. "Solo nos queda tener paciencia hasta que llegue la llamada". Arseni ha probado por otra vía, tienen unos conocidos que trabajan en una agencia de viajes y conocen a guías de allí, si ellos supieran algo también les avisaría.

Entre los tuits y mensajes en Facebook que piden ayuda para localizar a amigos y familiares, comienzan a aparecer casos resueltos. Sergio Gustavo Alincastro, argentino, había colgado en las redes un aviso: buscaba cualquier información sobre su amigo Gonzalo Zamorano, fotógrafo también argentino, que había vivido durante varios años en Cataluña antes de emprender un viaje por Asia. Le perdieron el rastro también en una ruta de trekking, que comenzó el mismo día del terremoto en Manang y tenía previsto prolongarse durante 20 días más. "Hace un minuto que ha conseguido comunicarse con su padre. Está bien", decía, aliviado, al responder la llamada de este periódico.

"A través de las redes hay personas que han conseguido comunicar con familiares. Cogemos esa información con pinzas y mucha esperanza", aseguran los familiares de los cuatro montañeros asturianos. Mientras, se intercambian los números de la embajada en España en Nueva Delhi y listas como la del servicio de restablecimiento de contactos entre familiares, de la Cruz Roja, que ha abierto una plataforma especial para facilitar el contacto con los afectados por el terremoto.

¿Cómo ayudar a los afectados?

Unicef | Donar por teléfono: 900 907102 Lunes a viernes de 9 a 22 Sábados de 11 a 17 | Transferencias: Banesto ES51 0030 8301 77 0000304271, ING Direct ES98 1465 0100 95 6000000000

Oxfam Intermon | Donar por teléfono: 902 330 331 | SMS Envía AYUDA al 28018* | Transferencias: La Caixa 2100-0765-81-0200208682 - ES92, Catalunya Caixa, 2013-0500-12-0213849895 - ES09, BBVA - 0182-6035-48-0201504358 - ES07, Bankia - 2038-8978-18-6000232578 - ES53

Médicos sin Fronteras | Contacto: 902 30 30 65 | Transferencias: Santander ES31 0049 1806 95 2811869099, BBVA ES09 0182 6035 49 0000748708, Bankia ES24 2038 0603 29 6005700064

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información