Damasco refuerza su defensa ante el avance del Estado Islámico

Yihadistas y palestinos luchan a seis kilómetros de la capital

Una calle de Yarmuk, a seis kilómetros al sur de Damasco, este lunes tras los combates entre yihadistas y palestinos.
Una calle de Yarmuk, a seis kilómetros al sur de Damasco, este lunes tras los combates entre yihadistas y palestinos. AFP

El régimen sirio trata de reforzar sus posiciones militares alrededor de Damasco ante la embestida yihadista en los campos de refugiados de Yarmuk, a tan solo seis kilómetros de la capital del país. El Frente Al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, y el grupo yihadista Estado Islámico, que controla parcelas a ambos lados de la frontera sirio-iraquí, mantienen desde el pasado lunes un frente unido contra las milicias palestinas apostadas en el sureste de Damasco. Los fieros combates han impedido la distribución de víveres por parte de la ONU, que alerta de la gravedad de la situación en la que se encuentran los 18.000 civiles atrapados en el campo, entre ellos 3.500 niños.

Más información
Los yihadistas se hacen fuertes a las puertas de Damasco
“Luchamos contra el fascismo que encarna el Estado Islámico”

La Plataforma de Ayuda del Pueblo Palestino aseguró que apenas 200 personas lograron huir este lunes de los campos. “Han salido por su frontera norte que está aún en manos de las facciones palestinas y a través de controles militares del Ejército sirio regular”, relató por teléfono Firas K. “Es muy difícil conocer la situación real dentro de los campos porque las comunicaciones están cortadas, pero las facciones palestinas lograron recuperar algo de terreno hoy. Hay combates en las principales calles de Yarmuk y el Ejército sirio ha reforzado sus posiciones en la periferia del campo para frenar cualquier entrada yihadista a las puertas de Damasco”, contó por teléfono desde Damasco Salah M., miembro del Frente Popular para la Liberación de Palestina.

El campo de Yarmuk permanece cercado desde hace dos años, cuando alrededor de dos millares de combatientes palestinos se levantaron contra el régimen. Por primera vez, el EI entraba este lunes en el campo desde su frontera sur. “Es la primera vez que Al Nusra o el EI se enfrentan a los palestinos por las armas, esto les va a debilitar mucho tanto entre sus combatientes internacionales como ante el mundo suní que apoya plenamente la causa palestina”, opinó Abou Omar, miembro de Fatah en Líbano.

“Más de 2.000 personas han huido en los dos últimos días, y han sido atendidos en centros auspiciados por el Gobierno en Tadamun y Zahira (barrios de Damasco cercanos al campo)”, afirmó este lunes la agencia de noticias siria Sana. Voluntarios palestinos confirmaron que cientos de personas han dejado vacíos barrios periféricos de Yarmuk como el de Yalda.

Mientras, en el noroeste del país, crece la inestabilidad tras la reciente conquista de la ciudad de Idlib por milicianos de Al Nusra. Este lunes, grupos armados sirios secuestraron a 300 kurdos en el poblado de Al Dana, a 20 kilómetros al este de la ciudad de Alepo, según un comunicado hecho público por el Partido de Unión Democrática kurdo en Siria (PYD, por sus siglas en kurdo). Representantes del PYD acusaron al Frente Al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, de estar detrás del rapto.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Cuatro autobuses procedentes del poblado de Afrin, localidad a pocos kilómetros al norte de Al Dana, fueron detenidos cuando se dirigían a la ciudad de Alepo. Pocas horas después, fuentes kurdas informaron de la liberación de todos los rehenes.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS