Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ollanta Humala designa al séptimo primer ministro de su Gobierno

Un marcado antifujimorista asume la jefatura del gabinete en una coyuntura preelectoral

Tres nuevos ministros fueron designados por el mandatario peruano

Ollanta Humala y el nuevo primer ministro, Pedro Cateriano.
Ollanta Humala y el nuevo primer ministro, Pedro Cateriano. REUTERS

El presidente de Perú, Ollanta Humala, ha designado como nuevo jefe de gabinete a Pedro Cateriano, un político antifujimorista cercano a Nadine Heredia, la influyente primera dama. La decisión del mandatario es contraria a los deseos de empresarios y fuerzas políticas, que apostaban por una figura de consenso después de que el pasado lunes 31 la primera ministra de Perú fuera censurada por el Congreso. Humala eligió un vocero agresivo, habituado a fustigar también a los líderes del Partido Aprista, ante los comicios presidenciales de marzo o abril de 2016. Es el séptimo jefe de gabinete en menos de cuatro años de Gobierno.

El 2 de noviembre pasado, en un acto por los 14 años de creación del Partido Nacionalista por parte de la familia Humala-Heredia, el jefe de Estado exclamó en un estadio de la periferia de Lima: “Perú no puede parar y tiene que haber una continuidad de la gestión, así que ahora mismo nos ponemos nuestra ropa de campaña electoral”. Desde entonces, son frecuentes sus visitas a centros poblados fuera de Lima, donde se coloca la ropa típica de cada lugar, y amenaza a quienes quieran eliminar los programas de apoyo social, pese a que ningún político pretende hacerlo.

Cateriano –amigo del premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa– se desempeñaba desde 2012 como ministro de Defensa. Ha sido sustituido por el exviceministro Jakke Valakivi. Liliana Sánchez Vargas también ha juramentado como nueva ministra de Relaciones Exteriores a pesar de que la víspera había sido nombrada embajadora de Perú en Francia. Sánchez Vargas había sido jefa del gabinete de asesores de la Cancillería durante las gestiones de los ministros Rafael Roncagliolo y Eda Rivas. El canciller saliente, Gonzalo Gutiérrez, estuvo en el cargo nueve meses.

Gustavo Adrianzén también fue designado ministro de Justicia en reemplazo de Freddy Otárola, uno de los dirigentes del partido en el poder y congresista cercano a Humala y la primera dama.

En los próximos 30 días, Pedro Cateriano debe asistir al Congreso a exponer la política general del Gobierno y pedir el voto de confianza del Legislativo. Si la confianza le es rehusada por segunda vez a un primer ministro, el presidente está facultado a cerrar el Congreso y convocar a elecciones legislativas anticipadas. Cateriano ya ha sido descalificado por el fujimorismo. Juan José Díaz, vocero del opositor Fuerza Popular, dijo: “no es la persona indicada para terminar con el clima de inestabilidad política, es un primer ministro para una época electoral”, comentó en Canal N. El legislador agregó que su bancada, como “oposición madura”, esperará a escuchar sus propuestas.

Es factible que el Congreso no extienda el voto de confianza a Cateriano, pero dado que las principales fuerzas políticas están en campaña electoral, difícilmente abandonarían el espacio del Congreso para gestionar sus intereses, vapulear a sus adversarios y defenderse de acusaciones. Gana Perú, el partido de Humala, cuenta con 34 parlamentarios desde la renuncia de uno de sus cuadros en enero, aunque empezó con 47 el primer año de Gobierno. El fujimorismo lo supera por un voto, con 35 congresistas. El paulatino cambio de orientación del Gobierno de Humala ha hecho que pierda representantes en el Legislativo: algunos son parte de la bancada Dignidad y Democracia y otros de la denominada Frente Amplio-Acción Popular.

Por otro lado, los líderes de las cuatro principales organizaciones políticas afrontan acusaciones, en la Fiscalía o en comisiones investigadoras del Congreso, o están en la cárcel –como el expresidente Alberto Fujimori-. Ello ha llevado a un clima de continuo enfrentamiento que los empresarios han pedido aliviar. “Exhortamos a hacer todos los esfuerzos para encontrar el consenso necesario con el fin de retomar juntos el camino de crecimiento”, dijo el presidente de Confiep, Martín Pérez, el martes.

Más información