Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Europa critica a Kiev por la investigación sobre el Maidán

El organismo apunta a irregularidades en las pesquisas sobre la muerte de 90 personas

Un hombre habla por teléfono junto a un edificio decorado con los colores nacionales junto a la plaza Maidán en Kiev, este martes.
Un hombre habla por teléfono junto a un edificio decorado con los colores nacionales junto a la plaza Maidán en Kiev, este martes. EFE

¿Quiénes son los culpables de las muertes ocurridas en el Maidán de Kiev durante las protestas que concluyeron con la huida del presidente Víctor Yanukóvich en la noche del 21 al 22 de febrero de 2014? Más de un año después de aquellos sucesos, las investigaciones sobre los enfrentamientos en el centro de Kiev tienen “serios fallos” que “socavan” la capacidad de establecer las circunstancias e identificar a los responsables, señala un informe realizado bajo la égida del secretario general del Consejo de Europa.

El informe, elaborado por juristas internacionales y ucranios, fue presentado en Kiev esta semana. El documento no trata de identificar culpables, sino de establecer en qué medida las actuaciones de las autoridades ucranias responden a la convención Europea de Derechos Humanos y a los procedimientos del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

El informe denuncia que hayan desaparecido pruebas de la actuación de las Berkut

Tanto el Ministerio del Interior como el Servicio de Seguridad de Ucrania ejercieron un “impacto negativo” en las investigaciones, afirma el documento. Las vicisitudes experimentadas por las pesquisas (falta de continuidad, relevos y despidos de responsables) reflejan los procesos de la Administración de Ucrania en el último año. En ese periodo, ha habido tres fiscales generales y la mayoría de los responsables de las pesquisas han sido sustituidos. El informe denuncia problemas de coordinación entre las instituciones, desaparición de pruebas e incluso obstrucción de procedimientos por parte del Ministerio del Interior.

En relación con los sucesos del Maidán de Kiev, se investiga la muerte de 90 personas que perecieron entre los meses de enero y de febrero de 2014. El caso de los civiles (77 muertos, de ellos 67 víctimas de arma de fuego) se lleva por separado del de los agentes del orden (13 muertos, todos víctimas de armas de fuego). Los episodios más violentos, ocurridos del 18 al 20 de febrero, fueron los enfrentamientos entre manifestantes que intentaban tomar edificios públicos y las fuerzas de orden público que habían sido reforzadas con contingentes de las Berkut (fuerzas antidisturbios dependientes del Ministerio de Interior) y otras unidades especiales. De los uniformados que perecieron en el Maidán, cuatro fueron tiroteados con pistolas Makárov, tres con armas de calibre 7,62 (fusil Kaláshnikov o rifle de francotirador) y el resto con armas de caza, según datos suministrados por el Ministerio del Interior a los autores del informe. Todos los agentes fueron muertos por disparos efectuados a nivel de tierra y no desde una altura.

En el caso de los civiles, la fiscalía ucrania proyecta sus sospechas sobre los miembros de las Berkut (dos de los cuales están siendo juzgados y otros 18 se han dado a la fuga). Sin embargo, a la hora de determinar las responsabilidades por la muerte de los representantes del orden, las autoridades ucranias no tienen ni siquiera sospechosos, según constata el informe. La existencia de armas y su eventual empleo por parte de grupos y activistas que participaron en el Maidán es un tema que suelen evitar los círculos políticos ucranios participantes y encumbrados por aquellas protestas.

Las Berkut fueron disueltas y parte de sus integrantes pasaron a engrosar las filas de la oposición (también armada y separatista) a las nuevas autoridades de Kiev. En distintas declaraciones, miembros de aquella formación han considerado injustas las acusaciones de que son objeto de modo genérico por haber cumplido las órdenes recibidas de quienes eran los máximos responsables del Estado hasta el 21 de febrero de 2014.