Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corea del Norte lanza siete misiles tierra-aire sobre el mar de Japón

La iniciativa coincide con el fin de las maniobras militares de EEUU y Corea del Sur

Corea del Norte
Fotografía facilitada por la agencia norcoreana NCNA de un misil tierra-aire durante el desfile militar celebrado en Piongyang el 15 de abril de 2014.

Corea del Norte ha lanzado este jueves siete misiles tierra-aire hacia el mar de Japón, según ha informado el Ministerio de Defensa surcoreano. La operación ha coincidido con el fin de las maniobras militares anuales entre Corea del Sur y EE UU, Key Resolve, contra las que Pyongyang protesta de manera sistemática al considerarlas preparativos para una invasión de su territorio.

“Las fuerzas norcoreanas lanzaron múltiples rondas de misiles tierra-aire en el mar del Este desde Seondok, en la provincia de Hamkyong sur, en torno a las 18-19 horas del jueves”, indicó el Ministerio en un comunicado recogido por la agencia surcoreana Yonhap.

Según la Defensa surcoreana, el líder norcoreano, Kim Jong-Un, pudo supervisar el lanzamiento. La agencia de noticias de Corea del Norte, KCNA, no se ha referido a la operación en sus informaciones. Sí ha indicado que el jueves el dirigente se encontraba en una visita de inspección de un cuartel en la isla de Sin, en el mar de Japón. De acuerdo con KCNA, Kim se encontraba acompañado de su hermana Kim Yo Jong, que según apunta el diario surcoreano Chosun Ilbo está adquiriendo una creciente influencia en el régimen.

Los misiles lanzados eran de tipo SA-2 y SA-3, con un alcance de docenas de kilómetros, además de un SA-5 que tuvo un recorrido de unos 200 kilómetros, afirma Yonhap, que cita a un oficial de la Junta de Jefes de Estado Mayor al que no identifica. Según esta fuente, es la primera vez que Pyongyang lanza un SA-5.

Ya al comienzo de estas maniobras el 2 de marzo Corea del Norte lanzó dos misiles de corto alcance. Una segunda ronda de ejercicios militares entre EE UU  y Corea del Sur, Foal Eagle, continuará hasta el 24 de abril, según el Ministerio de Defensa en Seúl.

En Key Resolve participaron cerca de 10.000 soldados surcoreanos y 8.600 estadounidenses. Los dos Gobiernos insisten en que las maniobras tienen carácter puramente defensivo.

Las dos Coreas se encuentran técnicamente en estado de guerra, pues el conflicto que las dividió (1950-1953) concluyó con un armisticio. Las resoluciones de la ONU prohíben el lanzamiento de misiles balísticos norcoreanos.

En Pekín, el Gobierno chino lanzó un llamamiento a la calma tras la demostración de fuerza de Pyongyang. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Hong Lei indicó en su rueda de prensa diaria que “mantener la paz y la estabilidad en la península coreana es algo que le conviene a todos”. “Esperamos que, dadas las circunstancias actuales, las partes implicadas hagan más cosas para calmar las tensiones y aumentar la paz y la estabilidad de la región”.