Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incautados 101 animales en el zoo de un diputado mexicano

Las autoridades han requisado leones, tigres, osos, guacamayas y venados, en la finca de un legislador de Puebla

Uno de los tigres de 'El club de los animalitos'.
Uno de los tigres de 'El club de los animalitos'.

Celdas con rejas verdes a lo largo de un pasillo angosto en una finca de 1.000 metros cuadrados era el hábitat de 240 animales en un zoo en la ciudad de Tehuacán (Estado de Puebla, 200.000 habitantes). Las autoridades mexicanas se han incautado este lunes de 101 animales, entre leones, tigres, osos, pumas y bisontes, al evaluar las condiciones de la finca, propiedad del diputado local Sergio Gómez Olivier, que funcionaba como zoo privado desde hace 15 años.

“Contaba con diminutas jaulas apiladas en un espacio reducido, maltrato, e incluso que la heces de unos caían sobre otros animales”, describe el informe de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), que ha encontrado entre las especies hacinadas en la finca de Gómez Olivier 15 tigres de bengala, nueve jaguares, cinco pumas, siete leopardos, cinco leones africanos, dos osos, tres bisontes, dos venados y un tucán.

El diputado Sergio Gómez Olivier acaricia a un tigre.
El diputado Sergio Gómez Olivier acaricia a un tigre.

La historia del zoo, llamado El club de los animalitos, es ampliamente conocida en el sur de Puebla. Gómez Olivier, empresario antes que político, coleccionaba animales salvajes y los conservaba en el patio trasero de su casa ubicada en el centro de la ciudad de Tehuacán. “Esta es mi colección privada de animales, los tengo como mis mascotas, realmente los amo. Antes no estaba abierto al público pero después decidí abrirlo al público y compartirlos con la gente”, contaba a las cámaras en el documental corto The zoo next door. La entrada al zoo costaba 2,5 dólares y era posible ver a un tigre de bengala cara a cara.

Las autoridades mexicanas han señalado el riesgo de que 40 grandes carnívoros, principalmente felinos, se encontrasen encerrados en celdas diminutas y al alcance de cualquier persona que pudiese introducir una mano a través de las rejas. En el documental se observa al legislador acariciando igual a tigres, pumas y leones. “Está coqueteando conmigo”, decía mientras un jaguar rugía dentro de una jaula y lo miraba fijamente. En otra toma se le ve alimentando a osos pardos con golosinas y piruletas.

La documentalista Karla Munguía exhibió su producción The zoo next door en 2012 para denunciar las condiciones en las que los animales vivían en El club de los animalitos, incluso propuso a Gómez Olivier el traslado de la mayoría de los felinos a un centro de atención a la vida silvestre en la India. El legislador rechazó la iniciativa argumentando que el cuidado de los animales era el adecuado —mantenía un centro de reproducción de tigres en la misma finca— y que tenía permiso de las autoridades para sostener el zoo. “Este es el resultado de amor, cuidado y buena comida”, decía.

En la web de El club de los animalitos se muestra un catálogo de las especies que se encontraban en el zoo, entre las que también estaban guacamayas, cocodrilos, tucanes, halcones y monos. “Si quieres comprar, donar o intercambiar algún animal y requieres información detallada visítanos”, se lee en la página. La Profepa encontró que nueve de las especies halladas en la finca del diputado no tenían permisos para acreditar una procedencia legal. En el mismo documental, el legislador reconoce que uno de los leones que poseía había sido comprado directamente a un circo en donde era maltratado.

Gómez Olivier es diputado del Partido Acción Nacional (PAN, de derecha) en el Congreso local de Puebla. Es miembro de la comisión de Medio Ambiente de la legislatura y el año pasado votó en contra de la prohibición de animales en espectáculos de circos. Los vecinos habían denunciado que el excesivo número de animales ocasionaba problemas de ruido y malos olores en el céntrico barrio de Tehuacán. Las organizaciones ambientalistas también habían señalado las deplorables condiciones en las que los animales convivían. Las autoridades ahora llevarán al centenar de animales a otros centros con mejores condiciones, mientras eso ocurre los 15 tigres de bengala seguirán dando vueltas en círculos en su diminuta jaula.

Más información