Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado Islámico secuestra a 90 cristianos en el noreste de Siria

Las víctimas han sido capturadas en dos poblaciones en el noreste del país

Un ataque aéreo en noviembre levanta una columna de humo en la localidad siria de Kobane.
Un ataque aéreo en noviembre levanta una columna de humo en la localidad siria de Kobane. REUTERS

Yihadistas del Estado Islámico (EI) han secuestrado en la tarde de ayer a al menos 90 cristianos asirios en la provincia de Hasaka, en el noreste de Siria, según datos del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres. La captura tiene lugar en plena operación combinada en la que Unidades de Protección del Pueblo kurdas (YPG, por sus siglas en inglés) intentan avanzar por tierra sobre posiciones del EI en coordinación con las fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos que les abren el paso con bombardeos aéreos. Tras cuatro años de guerra son ya 220,000 las personas que han perdido la vida en Siria.

En los últimos días, efectivos del YPG lograron retomar el control de 20 poblados en la periferia de Hasaka, matando a 12 yihadistas del EI, mientras que los bombardeos de la coalición acabaron con la vida de otros 14. La provincia de Hasaka, a 50 kilómetros de la frontera noreste con Irak, se encuentra dividida entre zonas controladas por los kurdos y zonas bajo el yugo del EI. Los 90 asirios eran apresados en los pueblos de Tal Shamiram y Tal Hermuz sin que se hayan desvelado las circunstancias de su captura. Otras fuentes, como el Consejo Nacional Asirio, citado por la agencia Reuters, elevaron la cifra de secuestrados hasta los 150.

La semana pasada, yihadistas afiliados al EI hacían público un vídeo en el que 21 egipcios coptos eran degollados. El Gobierno egipcio de Abdelfatá al Sisi respondió bombardeando posiciones de los yihadistas en la vecina Libia. En una agresiva campaña contra ciudadanos de confesión cristiana, el EI ha atacado varias iglesias en Siria (que cuenta con un 10% de su población cristiana), y ha llamado a los “cruzados” (por los cristianos) viviendo en los territorios bajo su control a pagar un diezmo a cambio de su vida.

El pasado viernes, Washington y Ankara acordaban apoyar a grupos rebeldes moderados sirios que combaten al EI y al Frente al Nusra (filial de Al Qaeda en Siria). El acuerdo que pretende reforzar por tierra las operaciones aéreas de los 60 miembros de la coalición, será implementado de forma inmediata. Turquía y Estados Unidos cuentan equipar y entrenar a efectivos rebeldes entre los cuales unos 1.200 combatientes ya habrían sido identificados. En una segunda fase los entrenamientos podrían ser replicados en Jordania, Qatar y Arabia Saudí.

Según el Observatorio Sirio, 1.601 personas han muerto bajo los bombardeos de la colación que comenzaron hace cinco meses. Entre ellos, 1.465 yihadistas del EI y 62 civiles. El coste de las operaciones desde septiembre alcanza los 7.3 millones de euros diarios, con un incremento solicitado por el presidente norteamericano de 7.800 millones de euros de presupuesto para 2016.

Más información