Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Henrique Capriles se ausenta del homenaje a Leopoldo López

El opositor asume que seguirá en la cárcel “hasta que Venezuela esté libre”

La esposa de López, Lilian Tintori en el homenaje a su marido. Ampliar foto
La esposa de López, Lilian Tintori en el homenaje a su marido. AFP

El opositor venezolano Leopoldo López ha cumplido 12 meses en prisión y sus seguidores convocaron este miércoles un acto público para conmemorar la fecha en la plaza José Martí de Chacaíto, el sitio donde se entregó a la justicia chavista y que divide simbólicamente a Caracas según su mayoría política.

Su esposa, Lilian Tintori, contó delante de decenas de seguidores que varias veces sus hijos le han preguntado hasta cuándo su padre va a estar detenido. El líder del partido Voluntad Popular siempre responde: "El tiempo que sea necesario hasta que Venezuela esté libre".

Con la sola ausencia del excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski, quien se solidarizó con López a través de Twitter, la oposición venezolana agrupada en la Mesa de la Unidad (MUD) cerró filas con el exalcalde del municipio Chacao y acompañó a Tintori en el acto. Todos estaban sobre una tarima dispuesta al comienzo de la plaza, justo debajo del busto de Martí y delante de una gran sábana blanca que decía "liberen a Leopoldo" en letras negras, y leyeron al unísono palabras del dirigente. "Yo les juro que vamos a vencer, y que muy pronto tendremos una Venezuela democrática".

El viernes fue recluido en una celda de castigo llamada "el tigrito", sin luz natural, y  sin visitas durante los próximos quince días

Tintori también abogó por la liberación de los presos políticos venezolanos que, calculó, "son más de cien". Con un juego de palabras el Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha negado su existencia afirmando que en Venezuela solo hay políticos presos.

En los últimos días, según denuncias de sus familiares, las condiciones de reclusión de López han empeorado. Desde el viernes fue sacado de su habitación y recluido en una celda de castigo llamada "el tigrito", sin luz natural, y no podrá ser recibir visitas durante los próximos quince días.

La jueza Susana Barreiros, que preside el tribunal que conoce la causa, ha prohibido que el padre de López, Leopoldo López Gil, grabe en vídeo las audiencias y ha restringido la entrada de los periodistas. La Constitución venezolana establece que los juicios son orales y públicos.

El Gobierno ha revelado que el diputado Julio Borges, coordinador nacional del partido al que perteneció López y el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, pretendían asesinarle en febrero de 2014. "Eso es absurdo", respondió este miércoles la madre de López, Antonieta Mendoza. "Yo sí temo por la vida de mi hijo en la prisión militar donde se encuentra preso", zanjó.

Más información