La Eurocámara vuelve a rechazar una investigación contra ‘LuxLeaks’

Los verdes europeos califican esta decisión de “bloqueo estrictamente político”

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. EFE

El caso LuxLeaks sigue generando tensiones en Bruselas. La conferencia de presidentes de la Eurocámara —en la que están representados los líderes de todos los grupos políticos ha rechazado este jueves por segunda vez la petición de los Verdes de crear una comisión de investigación sobre el caso LuxLeaks y las prácticas de optimización fiscal que Luxemburgo concedió a multinacionales.

Más información

El asunto fue desvelado el pasado mes de noviembre y apunta hacia el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ya que en ese momento era primer ministro de Luxemburgo. Los Verdes, con el apoyo de la Izquierda Unitaria y algunos socialistas, habían conseguido reunir 191 firmas para impulsar esta comisión de investigación. Pero finalmente los populares, socialistas y liberales han aprobado una alternativa menos drástica: abrir una comisión especial sobre fraude y evasión fiscal. "Estamos muy disgustados con esta decisión, el Parlamento Europeo no usa todo el poder que tiene en sus manos en una situación tan inaceptable como esta", ha lamentado el presidente de los Verdes, Philippe Lamberts, en rueda de prensa. Ha reconocido, sin embargo, que la alternativa aprobada por los jefes de los partidos europeos, que deberá ser votada durante la próxima semana en la sesión plenaria de la Eurocámara en Estrasburgo, es "la segunda mejor opción".

Aun así, Lamberts ha querido recordar que bajo esta comisión especial no dispondrán del mismo poder y que, por ejemplo, no tendrán libre acceso a todos los documentos que tienen que ser analizados y no podrán exigir a los Estados miembros que hagan públicos determinados archivos, algo que considera "imprescindible" para terminar con este tipo de prácticas fiscales en la UE.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, ha defendido la decisión tomada por la conferencia de presidentes alegando que el mandato de la comisión de investigación propuesto por los Verdes es inadmisible desde un punto de vista legal. Tanto Schulz como los principales grupos políticos han sostenido que una comisión especial es un instrumento "mejor y más fuerte" que la iniciativa exigida por el partido de Lamberts. Este argumento ha sido rechazado por los Verdes, que lo califican de "bloqueo estrictamente político" y no legal.

El Parlamento Europeo no usa todo el poder que tiene en sus manos en una situación tan inaceptable como esta Philippe Lamberts, presidente de Los Verdes

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

"Los últimos días han puesto de relieve la increíble energía desplegada por el presidente del Parlamento y los representantes de los grupos políticos para hacer fracasar una petición de más del 25% de los diputados, todos ellos proeuropeos. El golpe es fuerte para todos los defensores de la democracia europea", ha añadido la portavoz del partido, Eva Joly. La Eurocámara ya rechazó un primer intento de comisión de investigación el pasado 4 de diciembre. Asimismo, en noviembre denegó una moción de censura contra la Comisión de Juncker por el caso LuxLeaks por haber sido propuesta por los euroescépticos y la ultraderecha. El portavoz del Partido Popular europeo, Manfred Weber, ha añadido que la nueva comisión "buscará transparencia sobre las decisiones tributarias anticipadas —los tax ruling, que están en el origen del caso LuxLeaks y presentará propuestas para combatir la evasión fiscal en la UE.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50