Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piketty, inspirador del debate sobre las desigualdades, aplaude a Obama

"Este discurso va claramente en la buena dirección", dice el economista francés sobre las propuestas del presidente para subir impuestos a los ricos y ayudar a las clases medias

El profesor y economista francés Thomas Piketty.
El profesor y economista francés Thomas Piketty. EFE

Thomas Piketty, el economista francés que ha colocado las desigualdades en el centro del debate en Estados Unidos y Europa, aplaudió este miércoles el discurso del presidente Barack Obama sobre el estado de la Unión. Obama centró buena parte del discurso en las disparidades de ingresos y riqueza y en la manera de atenuarlos una vez que la primera economía mundial ha superado una de las peores crisis de las últimas décadas.

“Sí, este discurso va claramente en la buena dirección”, dijo Piketty a EL PAÍS en un correo electrónico. El economista, autor del superventas El capital en el siglo XXI, elogia, entre las medidas que propone el presidente de EE UU, el restablecimiento “de un mínimo de imposición para los más ricos a fin de invertir en la educación”.

Se desconoce si Obama ha leído el libro de Piketty pero, como han señalado algunos comentaristas en EE UU, sus ideas sobrevuelan el discurso del presidente.

Una de las medidas clave de Obama para reducir las desigualdades es aumentar los impuestos sobre los rendimientos del capital y a las herencias. Y uno de los argumentos centrales del libro de Piketty es que la disparidad entre las remuneraciones procedentes de inversiones y la acumulación de patrimonio —por medio de herencias, por ejemplo— y los ingresos de los asalariados dispara las desigualdades.

“La realidad es que estado de la Unión es bastante bueno, pero el presidente Obama tiene una idea para hacerlo mejor: poner impuestos a Wall Street y a los superrricos para que el trabajo de la clase media sea más rendible”, escribió en The Washington Post el periodista Matt O’Brien. “Es Piketty con acento americano”.

La sintonía de Piketty con el demócrata Obama contrasta con su posición ante la política económica del presidente francés, el socialista François Hollande. A principios de mes, el Piketty rechazó la Legión de Honor, la máxima condecoración de su país.

El economista argumentó entonces que no le corresponde a un Gobierno decidir lo que es honorable. Y dijo que quienes le dieron el premio emplearían mejor su tiempo en dedicarse a la reactivación en Francia y en Europa.

El éxito de Estados Unidos a la hora de reactivar la economía tras la recesión contrasta con las dificultades de Europa. En estos años, mientras la Unión Europea aplicaba políticas de austeridad, la Administración Obama y la Reserva Federal impulsaban planes de estímulo fiscales y monetarios.

Durante una visita a EE UU el pasado abril, Piketty se reunió con representantes de la Administración Obama, como el secretario del Tesoro, Jacob Lew. En una visita posterior, participó en un coloquio junto a la senadora demócrata por Massachusetts, Elizabeth Warren, cabeza visible del ala progresista del Partido Demócrata y promotora de muchas de las ideas que Obama expuso el martes en el discurso sobre el estado de la Unión.

“El presidente Obama lo ha dicho bien: ‘A este país las cosas le van mejor cuando todo el mundo tiene su oportunidad, todo el mundo aporta lo suyo y todo el mundo juega con las mismas reglas”, dijo Warren en su página de Facebook tras el discurso. “Las familias necesitan unas normas que no perjudiquen a nadie en particular. Es hora de ponerse en marcha”.