Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hollande anuncia un refuerzo de la operación militar contra el yihadismo

El portaaviones Charles de Gaulle apoyará los bombardeos franceses en Irak

Francia revisa los previstos recortes militares previstos antes de los ataques de París

El presidente francés a bordo del portaaviones Charles de Gaulle.

François Hollande anunció este miércoles su decisión de reforzar la operación militar lanzada por Francia en septiembre pasado contra las fuerzas del Estado Islámico (EI) en Irak. Como primera medida, el presidente francés precisó que esa será la misión del buque insignia de la flota francesa, el portaaviones Charles de Gaulle, que ha zarpado del puerto de Toulon, al sureste del país. “La situación en Oriente Próximo justifica la presencia del Charles de Gaulle. Podremos llevar a cabo las operaciones en Irak incluso con más intensidad y eficacia”, señaló Hollande en un discurso ante cientos de militares a bordo del gran barco de propulsión nuclear.

El portaaviones tenía previsto desde hace meses zarpar en estas fechas con destino “al océano Índico”, según fuentes de Defensa, pero el presidente francés fue más explícito al señalar que aportará un importante apoyo a las fuerzas que actúan contra los yihadistas en la zona. “El buque nos dará los medios de proyección para actuar con más eficacia”, comentó, tras justificar que la lucha contra los terroristas debe hacerse tanto en suelo francés como en el exterior. “Tenemos que responder a ataques lanzados en el interior, pero que pueden haber sido encargados muy lejos, y así han sido reivindicados. Tenemos que conjurar las amenazas procedentes del exterior”, afirmó.

El presidente francés lamentó en su intervención que la comunidad internacional no haya reaccionado “en el momento debido” en el conflicto de Siria. En verano de 2013, París ya fue partidaria de realizar bombardeos contra el régimen sirio, pero finalmente no se realizaron por el rechazo a participar en la operación por parte de Washington y Londres.

El anuncio de Hollande se produce al día siguiente de que la Asamblea Nacional aprobara, prácticamente por unanimidad, la prolongación de los bombardeos franceses contra el EI, iniciados el pasado 19 de septiembre. En esa operación participan nueve cazabombarderos desde Emiratos Árabes y otros seis desde Jordania, apoyados por otros aviones de reconocimiento y reavituallamiento en vuelo, así como por una fragata antiaérea. El Charles de Gaulle, de 40.000 toneladas y 260 metros de eslora, puede transportar 21 aviones y varios helicópteros. En su misión a Oriente Próximo, estará acompañado por un submarino nuclear, una fragata y un buque de aprovisionamiento. “La lucha en Irak será larga”, advirtió Hollande ante los militares.

El protagonismo del Ejército en la lucha antiterrorista no tiene precedentes en la historia de Francia. A los 8.500 militares desplegados en el exterior se suman ahora al menos otros 2.000, pero en suelo francés. Son 10.500 los que participan estos días en la protección de estaciones, embajadas, zonas turísticas o colegios. Hollande les agradeció el esfuerzo y anunció una inmediata “revisión” de los planes para reducir los presupuestos y efectivos de los Ejércitos.

En octubre pasado, el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, anunció que este año la plantilla de los ejércitos se reduciría en 7.500 personas y al menos en otras 17.000 en los tres años próximos. Hollande aseguró hoy miércoles que queda “sacralizado” el presupuesto de este año para el departamento (31.400 millones de euros), amenazado de recortes hasta ahora.

Un sondeo de la cadena BFM difundido este miércoles indica que el 88% de los franceses opinan que François Hollande está gestionando bien la crisis desatada por los ataques yihadistas de la pasada semana.

Más información