Suspendida la búsqueda de cuerpos del avión de AirAsia por el mal tiempo

Indonesia recupera seis cadáveres e identificado los restos del aparato bajo el mar

El presidente indonesia, Joko Widodo (d), dando el pésame a los familiares.
El presidente indonesia, Joko Widodo (d), dando el pésame a los familiares.RUSMAN (AFP)

Las malas condiciones meteorológicas han obligado a suspender el miércoles las tareas de búsqueda de los ocupantes del vuelo QZ8501 que el domingo se estrelló en el mar. “Las fuertes lluvias y el viento nos impidieron reanudar la operación de búsqueda esta mañana”, aseguró el coordinador de la Fuerza Aérea indonesa, S.B Supriyadi, según informa la agencia Reuters.

El jefe de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate, Bambang Soelistyo, confirmó en rueda de prensa el hallazgo de seis cuerpos, tres hombres y tres mujeres, uno de los cuales es un miembro de la tripulación que pudo ser reconocido por el uniforme. Un responsable de los equipos de emergencia también reveló que uno de los cuerpos llevaba puesto el chaleco salvavidas, aunque esta información ha sido desmentida posteriormente. Los cadáveres se trasladarán a la ciudad de Pangkalan Bun, situada a 200 kilómetros de las aguas donde se han encontrado los restos, en cuanto el tiempo amaine para proceder a su identificación. Centenares de efectivos, entre ellos un equipo de buzos, están preparados para reemprender las tareas de búsqueda cuando las condiciones meteorológicas lo permitan.

Más información
Recuperados varios cadáveres de pasajeros del avión desaparecido
Un caso distinto al de Malaysia Airlines
Hallados restos del avión desaparecido en Indonesia
El hombre que hizo volar clase media asiática

Los equipos de rescate, que utilizan un sistema de búsqueda por sonar, aseguran haber detectado el fuselaje de la aeronave a tres kilómetros del enclave donde se encontraron los restos. El martes ya se divisó una “sombra” en el fondo del mar que se atribuyó al cuerpo principal de la aeronave, que por el momento no se ha podido determinar si se encuentra de una sola pieza o bien se trata solamente de una parte. Algunos medios locales informaron que el aparato está boca abajo, algo que la Agencia no ha confirmado.

Después de tres días de una intensa búsqueda en la que participaron efectivos de hasta ocho países, las autoridades indonesias y la aerolínea confirmaron que los restos hallados el martes, entre ellos una puerta de avión, una rampa de emergencia o varias piezas de equipaje, correspondían al vuelo QZ8531. La nave, con 162 personas a bordo, desapareció de los radares la mañana del domingo a medio camino entre la ciudad indonesia de Surabaya y Singapur.

Otro de los objetivos es recuperar las cajas negras del avión, con las que se espera arrojar luz a un accidente cuyas causas aún no están claras. Las autoridades de aviación indonesias explicaron el martes que se denegó el permiso para que la nave subiera de altura, tal como el piloto había solicitado, debido al intenso tráfico aéreo en la zona. El capitán reclamó desviarse ligeramente de la ruta marcada y pasar de los 9.800 metros a los 11.600 por malas condiciones meteorológicas. Cuando unos minutos después la torre de control le intentó comunicar que solamente podría ascender hasta los 10.400, la señal ya se había cortado y el avión había desaparecido de los radares. El avión no emitió ninguna llamada de emergencia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS