Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Confirmado el caso de ébola de una enfermera escocesa en Sierra Leona

La paciente ha sido trasladada a Glasgow para ser tratada

Exterior del centro sanitario donde está siendo tratado el paciente.

Una enfermera escocesa –su identidad no ha sido desvelada- está recibiendo tratamiento en un hospital de Glasgow tras serle diagnosticado el ébola horas después de su repatriación el domingo por la noche desde Sierra Leona. El Gobierno de Edimburgo investiga el posible contacto de la paciente con otras personas, pero en un mensaje que busca tranquilizar a la opinión pública ha subrayado que "el diagnóstico de la enfermedad en sus primeros estadios” permite aventurar que “el riesgo para otros es extremadamente bajo”.

La cooperante, que permanece ingresada en una unidad de aislamiento del hospital Gartnavel desde su llega esta mañana a la ciudad escocesa, será trasladada en cuanto su condición lo haga posible a otro centro médico ubicado en el norte de Londres, el Royal Free, especializado en el tratamiento de enfermedades infecciosas. Allí fue atendido el pasado verano el primer británico contagiado con ébola en África occidental, William Pooley, un enfermero de 29 años que fue dado de alta semanas después.

El caso de William Pooley, el segundo europeo en contraer la enfermedad después del misionero español Miguel Pajares —fallecido días después de su repatriación a Madrid— no desató en su día gran alarma social en el Reino Unido, y el Gobierno escocés confía en que así sea también a raíz de la difusión del nuevo caso. En un comunicado hecho público a última hora de la tarde, la administración autonómica garantiza que “todos los posibles contactos de la paciente (con otras personas) están siendo investigados”. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información