Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Duma rusa aprueba las primeras medidas para calmar a la ciudadanía

Duplicado el monto de depósitos bancarios garantizado por el Banco Central

Al fondo, el presidente ruso, Vladimir Putin, en una reunión militar.
Al fondo, el presidente ruso, Vladimir Putin, en una reunión militar. AP

La Duma Estatal de Rusia (la Cámara baja del Parlamento) aprobó este viernes dos leyes para afrontar la crisis financiera y restablecer la confianza de los ciudadanos, los cuales, ignorando el optimismo manifestado la víspera por su presidente, Vladímir Putin, seguían acaparando mercancías en los comercios, sacando dinero de los cajeros y cerrando cuentas en los bancos en Moscú. Las informaciones de provincias indicaban análogas reacciones de la ciudadanía. Los rumores, desmentidos, sobre la suspensión de suministros de ropa extranjera a Rusia contribuyeron a la formación de magnas colas en los centros comerciales.

Los legisladores aprobaron dos leyes que deberán pasar el trámite del Consejo de la Federación y ser firmadas por el presidente, pero se prevé que el trámite concluya antes de fin de año. La primera, que llevaba ya tiempo adormecida en los cajones de la Duma, duplica el monto máximo de los depósitos bancarios garantizados por el Banco Central. Los 700.000 rublos de cobertura actuales (9.395 euros al cambio de este viernes) se elevarán a 1,4 millones. Contabilizados en divisas y considerando la caída del rublo, la cobertura del seguro restablece las equivalencias anteriores a la crisis.

La otra ley aprobada por la Duma contempla la recapitalización de los bancos con un billón de rublos (más de 13.422 millones de euros) y llegó del Gobierno al Parlamento el jueves por la noche. Algunos diputados expresaron el temor de que la inyección de liquidez en el sistema bancario acabe transformándose de nuevo en divisas. Los diputados inquirieron sobre los criterios para repartir los fondos, que según los representantes del Gobierno se entregarán a los bancos que constituyen la columna vertebral del sistema financiero. De la lista ha sido excluido el Sberbank, el mayor banco del país, muy afectado por el pánico de los pequeños ahorradores. El Sberbank recibirá ayuda especial directamente del Banco Central. Los representantes gubernamentales dieron la impresión de estar improvisando sobre la marcha en la Duma, según medios periodísticos que siguieron la sesión. La diputada y economista Oksana Dmítrieva, del grupo Rusia Justa, consideró que la recapitalización de los bancos supone darles carta blanca para que hagan lo que quieran con el dinero recibido, asegurándoles además que el Ejecutivo les ayudará, si se arruinan.

La Cámara decide recapitalizar los bancos con más de 13.000 millones

El presidente Putin vaticinó el jueves en su comparecencia anual ante la prensa que Rusia saldrá de la crisis dentro de dos años, pero el economista Igor Nikoláiev, director del Instituto de Análisis Estratégicos, aseguró a este periódico que las turbulencias durarán entre tres y cinco años y que sólo al final de ese periodo puede comenzar el crecimiento estable de la economía, lo que no supone la recuperación de los niveles anteriores de la crisis. "El año 2015 será de recesión para Rusia", afirmó Nikoláiev, según el cual el pronóstico de Putin parte del supuesto de que los precios del petróleo, en mínimos históricos, subirán y la economía rusa se diversificará. Sin embargo, según el experto, los precios del crudo no recuperarán los niveles del pasado debido a los nuevos tipos de energía que están llegando al mercado y a que la economía rusa no puede hacer en dos años lo que no ha hecho en las dos décadas anteriores.

"El pánico se sofocará, pero las causas de la devaluación del rublo se conservan", dijo. "La debilidad de la economía rusa comenzó antes de la crisis, las sanciones llegaron después, pero ahora si se mantienen no podremos salir de la crisis", señaló el economista. Según Nikoláiev, los ingresos medios reales de los rusos han disminuido en un 4,7% (de noviembre de 2013 a noviembre de 2014). Rusia tiene 416.000 millones de dólares de reservas, incluidos los fondos especiales, pero estos recursos están ya en parte adjudicados a proyectos como el anillo de circunvalación de Moscú, infraestructuras ferroviarias en el Lejano Oriente y Siberia, recordó Nikoláiev, según el cual no se deben gastar las reservas más allá del nivel crítico que para Rusia es de 240.000 millones de dólares.

Los economistas se muestran escépticos ante el optimismo de Putin

Los problemas de la economía rusa pueden obligar a Putin a corregir su política y tal vez a impulsar una solución al conflicto bélico de las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk que evite a Rusia los enormes gastos de apoyar durante tiempo prolongado a los separatistas. Está por ver en qué medida es posible un arreglo que permita a Putin mantener la cara ante quienes apoyaron sus planes para reconstituir el "Mundo Ruso" y ante los mismos separatistas. Evgueni Gontmajer, vicedirector del Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales, calcula que mantener a los tres millones de residentes en las zonas controladas por las autodenominadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk costaría 2.000 millones de dólares al año, si se calcula a partir de los niveles ucranianos, y 4.000 millones de dólares, con niveles rusos. Crimea, dijo, ha costado 200.000 millones de rublos (más de 2.600 millones de euros al cambio actual) a Rusia este año sin incluir gastos militares. Para el año próximo, estos gastos serán de 300.000 millones de rublos, dijo.

Más información