Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Raúl Castro: “Lo principal no está resuelto. El bloqueo debe cesar”

El líder cubano dice que su país y EE UU deben aprender el arte de convivir en forma civilizada

Fragmento del discurso pronunciado por Raúl Castro este miércoles. ATLAS

Tras cinco décadas de aislamiento, el presidente Raúl Castro, vestido de uniforme verde oliva, anunció el miércoles a los cubanos el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos durante una alocución transmitida por todas las radios y cadenas de televisión de la isla. “Resultado de un diálogo al más alto nivel, que incluyó una conversación telefónica que sostuve ayer [por el martes] con el presidente Barack Obama, se ha podido avanzar en la solución de algunos temas de interés para ambas naciones. Hemos acordado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas”, dijo Castro ante las cámaras. “Esto no quiere decir que lo principal se haya resuelto. El bloqueo económico, financiero, que produce grandes perjuicios económicos a nuestro país, debe cesar”, agregó el cubano, que exhortó a Obama a usar sus poderes ejecutivos para “remover los tentáculos que impiden o restringen los vínculos entre nuestros pueblos, familias y los ciudadanos de ambos países”.

Castro, no obstante, elogió el gesto político de Obama, que simultáneamente comparecía en Washington. Dijo que la decisión del estadounidense “merece el respeto y el reconocimiento de nuestro pueblo” y manifestó la voluntad de su Gobierno de dialogar con Estados Unidos: “Debemos aprender el arte de convivir en forma civilizada, con nuestras diferencias”, dijo acerca de los temas sobre los que disiente de Washington, como la democracia y el respeto a los derechos humanos. “Los progresos logrados hasta ahora demuestran que es posible alcanzar una solución a muchos problemas”, afirmó.

Durante su alocución, Raúl Castro se refirió a la liberación por “razones humanitarias” del contratista estadounidense Alan Gross después de más de cinco años preso en La Habana por espionaje. Asimismo, mencionó sin más detalles la liberación de otros presos cubanos por quienes Washington había mostrado interés. Castro se refirió también al fin del cautiverio en EE UU de tres de los cinco cubanos pertenecientes a la Red Avispa que aún permanecían en prisión, tras ser condenados en diciembre de 2001 por espionaje.

Frente a la euforia oficial exhibida por el castrismo, disidentes que permanecen en Cuba reaccionaron a la noticia de forma dispar, unos con optimismo y otros con demostraciones de abierta decepción ante la decisión estadounidense.

El disidente José Daniel Ferrer, exprisionero político del Grupo de los 75, consideró “muy positivo” todo acuerdo que “genere y facilite los necesarios cambios políticos y sociales que urgen en la isla”, explicó a Efe en Santiago de Cuba. “Esperamos que haya pasos concretos o compromisos en relación con los derechos humanos”, resaltó Ferrer.

Sobre la liberación de 53 presos políticos de la isla que forman parte del acuerdo, Ferrer recordó que sólo el grupo opositor Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) “tiene 42 en prisión”, además de otros 40 presos que pertenecen a otras ramas de la disidencia. También manifestó su preocupación porque la normalización de las relaciones con Cuba pueda suponer que Washington “se desentienda del problema de los derechos humanos” en la isla.

Martí, Maceo y Gómez

Mauricio Vicent

En Cuba la simbología es importante. A veces tan importante como el contenido. Y, casualidad o no, Raúl Castro hizo el histórico anuncio del restablecimiento de relaciones con EE UU vestido de militar y en su despacho, donde colgaban de la pared tres retratos de los tres próceres de la Independencia de Cuba: José Martí, el Héroe Nacional de Cuba, Antonio Maceo, el 'Titán de Bronce', segundo jefe militar del Ejército Libertador, y Máximo Gómez, de origen dominicano, general en la Guerra de los Diez Años y el general en jefe de las tropas revolucionarias cubanas en la Guerra del 95. Ni Marx, Ni Engels, ni Lenin en los alrededores, como en otras épocas. Además, tras su escritorio, se veía un retrato del propio Raúl con su esposa Vilma Espín, guerrillera como él y presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas hasta su muerte en 2007. En otra foto, dos asaltantes fallecidos en el cuartel Moncada. También, una pequeña imagen de Fidel en la Sierra Maestra.

El periodista independiente Guillermo Fariñas consideró, en declaraciones a la agencia, que ha sido “un error” de EE UU “plantear el cambio de esta manera”. Fariñas se quejó de que Obama tomara la decisión sin consultar a la oposición dentro de Cuba. “Le está dando oxígeno a la dictadura cubana que está tratando de establecer una supuesta transición a la democracia para que continúe en el poder la familia Castro”, explicó.

“Si finalmente estos cambios que se han dado en la política de EE UU hacia Cuba conllevan el levantamiento unilateral del embargo económico y comercial, sería una traición a la democracia y a los demócratas cubanos”, insistió Fariñas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información