Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
MARK HUGO LÓPEZ | EXPERTO EN ELECTORADO HISPANO

“No hay un voto latino demócrata cautivo”

El analista cree que para la actitud electoral del sector latino no hay "una regla de oro"

Protesta por reforma migratoria ante el Capitolio en Washington, EE UU
Protesta por reforma migratoria ante el Capitolio en Washington, EE UU Reuters

La comunidad hispana es ya la primera minoría de Estados Unidos y, aunque su participación electoral sigue siendo baja, su peso político es cada vez mayor, sobre todo en los comicios presidenciales como los próximos, en 2016. Pero, ¿qué lleva a los latinos a votar? ¿Es cierto que el voto hispano es demócrata o es solo un mito? El experto del Pew Hispanic Center Mark Hugo López analiza la actitud electoral de una comunidad que a los políticos costará cada vez más ignorar.

Pregunta: ¿Cuál es la importancia política de la comunidad latina en EE UU?

Respuesta: Los latinos conforman hoy una porción mayor de la población que hace apenas diez años. Y buena parte de ese crecimiento se ha dado en lugares donde antes no había tantos latinos. Ahora están en sitios que podrían ser importantes en las próximas elecciones presidenciales. No estoy diciendo que los latinos vayan a decidir necesariamente las elecciones del país en el futuro, pero sí que han desempeñado un papel importante a la hora de ayudar a Barack Obama a vencer en 2008 y en 2012. Y es probable que vuelvan a ser importantes en 2016, porque viven en lugares como Colorado, Florida y Nevada, Estados que han sido importantes en los últimos años y que cuentan con una población hispana considerable.

P: ¿Se puede hablar de un voto latino unificado?

R: Algunas de las cosas que hemos visto en 2008 y 2012 sugieren que en todos los subgrupos demográficos de la comunidad latina hubo un fuerte apoyo a Obama. Claramente los puertorriqueños y los mexicanos apoyaron fuertemente a Obama en 2012. Si se analiza a los latinos más mayores y los más jóvenes, la lectura es muy similar. Los dos grupos que a menudo difieren en su voto son los cubano-americanos y los hispanos evangélicos. Pero incluso entre estos grupos en 2012 hallamos un fuerte apoyo a Obama, o que el respaldo estaba al menos dividido. Así que todos estos subgrupos votan de forma muy similar. Así ha sucedido en las últimas elecciones, aunque es posible que en el futuro algunas de estas diferencias en el seno de la comunidad lleven a votaciones distintas. No hay una regla de oro.

P: ¿Cuánto le importa al votante hispano el tema migratorio?

R: El papel de la inmigración es importante para la comunidad y la mayoría de los latinos dice que es importante que logremos pronto una reforma migratoria, apoya una vía a la ciudadanía. Lo que creo que es interesante es que esta comunidad es muy diversa: no todos son inmigrantes, ni siquiera todos son hijos de inmigrantes. Entonces, para algunos latinos, temas como el empleo, la economía, la educación o la sanidad son más prioritarios que la inmigración. Ello no significa que la inmigración no importe, pero incluso en las encuestas a pie de urna este 2014, el voto hispano demostró que su principal preocupación era la economía y el empleo. La mitad de ellos dijeron que esa era la razón por la que fueron a votar.

P: Entonces, ¿por qué es la inmigración un tema tan candente?

R: Por un lado, muchas organizaciones latinas y la cúpula de estas organizaciones han estado presionando para lograr una reforma migratoria porque alrededor del 70 por ciento de los indocumentados procede de América Latina. Así que, por supuesto, la cuestión de la inmigración y los indocumentados es un tema que afecta a los latinos más que a otras comunidades. Además, hay mucho interés porque incluso aunque muchos -la mayoría- de los latinos hayan nacido en EE UU, es cierto que muchos de ellos tienen lazos con la inmigración y muchos tienen padres que quizás entraron en el país de forma ilegal.

P: ¿Cuál es la importancia potencial de medidas ejecutivas como las decretadas por Obama para alentar a este electorado?

R: Dependerá mucho de cómo responden los republicanos. Si se mira al pasado, hay algunas evidencias de que la acción diferida de 2012 (DACA, que benefició a menores indocumentados) fue algo que impulsó a algunos latinos a participar en las elecciones de una manera que quizás no lo hubiera hecho ese año. Por otro lado, incluso en 2012 solo la mitad de los hispanos fueron a votar, así que su participación electoral, aunque fue mejor de lo habitual, siguió sin ser tan alta como la de los blancos o negros.

P: ¿Los latinos, son demócratas o republicanos?

R: Si se analizan las actitudes de los latinos en temas como el matrimonio gay, los latinos han ido apoyándolo más de lo que lo solían hacer, igual que se ve en la sociedad en general. También vemos entre los latinos una creencia en un gobierno grande que proporcione más servicios que un gobierno pequeño. Algo que está más en línea con el Partido Demócrata.

Por otro lado, cuando se le pregunta a los latinos qué partido creen que se preocupa más por los hispanos, son más tendentes a responder que el Demócrata que el Republicano, algo que hemos visto que es bastante consistente en nuestras encuestas. Así que diría que, en general, los latinos tienden más hacia los demócratas y así ha sido durante bastantes años, aunque no siempre los candidatos demócratas se han hecho con este voto. A nivel presidencial, los demócratas llevan ganando el voto latino desde 1980. Sin embargo, varios candidatos republicanos han salido mejor parados que otros. Mitt Romney solo logró el 27 % del voto latino en 2012, pero George W. Bush en 2004 logró el 44 %. Y Ronald Reagan ganó el 35-38 % del voto hispano en sus dos elecciones. Así que depende de los candidatos.