Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La enfermera de Maine se salta la cuarentena forzosa por ébola

Kaci Hickox regresó a Estados Unidos después de atender a enfermos en Sierra Leona

Las autoridades le ordenaron quedarse en casa, pese a que no tiene el virus ni los síntomas

La enfermera norteamericana sale a dar una vuelta en bicicleta Reuters-Live

La enfermera estadounidense Kaci Hickox, aislada en el estado de Maine tras regresar de atender a enfermos de ébola en África Occidental, se ha saltado este jueves la cuarentena para ir a dar una vuelta en bicicleta junto a su novio. Había permanecido tres días aislada la semana pasada en Nueva Jersey, después de llegar desde Sierra Leona. Tras ser trasladada el lunes a su vivienda de Maine, las autoridades de este estado han dictado también protocolos de vigilancia, a pesar de que la enfermera ha dado negativo para las pruebas de ébola y no tiene síntomas.

Hickox, que amenazó con llevar su lucha por la "libertad" ante los tribunales, ya había abandonado el miércoles la vivienda, según NBC News. "No voy a quedarme aquí y dejar que se violen mis derechos civiles porque no hay base científica", dijo ante un agente. Las autoridades de Maine ya han advertido de que solicitarán a los tribunales una orden para obligar a la enfermera a cumplir la cuarentena hasta el 10 de noviembre, cuando concluye el plazo de 21 días.

La cuarentena es una medida recomendada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para los trabajadores de salud que vuelven de Liberia, Sierra Leona y Guinea, países en los que el ébola ha dejado más de 4.900 muertos.

Las autoridades sanitarias estadounidenses establecieron esta medida tras el caso del médico Craig Spencer, que estuvo trabajando en Guinea con Médicos Sin Fronteras (MSF) y dio positivo por ébola días después de su retorno a Nueva York.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >