Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El voto latino es la clave en Colorado, el Estado que puede decidir el Senado

Colorado es el único Estado donde una movilización grande de los latinos puede decidir

Organizaciones como Mi Familia Vota van casa por casa para asegurar la participación

El candidato demócrata al Senado por Colorado, Mark Udall (izquierda), y el republicano, Cory Gardner, al inicio de un debate televisado el 15 de octubre. Ampliar foto
El candidato demócrata al Senado por Colorado, Mark Udall (izquierda), y el republicano, Cory Gardner, al inicio de un debate televisado el 15 de octubre. AP

Dice Lourdes Bustos que ella ha visto muchas injusticias en Colorado. Recuerda los tiempos de la mayoría republicana en el Estado, cuando la policía podía parar a una persona solo por tener aspecto de latino y pedirle los papeles. Eso ya no pasa, en parte porque la movilización electoral de los latinos ayudó a cambiar las mayorías en Colorado. Lo cuenta mientras camina por un barrio residencial del oeste de Denver, una tarde de octubre, tocando puertas para asegurarse de que la gente va a votar el próximo 4 de noviembre.

Bustos, mexicana de Zacatecas de 30 años, trabaja para la organización Mi Familia Vota, que en elecciones dedica todos sus esfuerzos a conseguir la movilización de la comunidad latina. Tradicionalmente, los latinos votan en mayor proporción en la elección presidencial, mientras que apenas se implican en las elecciones legislativas de medio mandato, como las de dentro de dos semanas. Pero en esta ocasión, hay mucho en juego. “Muchos ven esta elección como un test de las presidenciales”, explica Patty Kupfer, directora de la organización America’s Voice. El sentimiento general es que “los republicanos lo van a pasar mal en las presidenciales por su comportamiento con la inmigración”, y Colorado es el campo de pruebas para ver que eso sea así.

El gobernador demócrata, John Hickenlooper, está empatado en las encuestas con el candidato republicano, Bob Beauprez. Es la movilización de los latinos la que puede marcar la diferencia. El muy conservador Colorado cambió a demócrata en 2006 con la elección a gobernador y después eligió a Barack Obama dos veces. Desde entonces la mayoría demócrata ha aprobado leyes para facilitar el acceso a la universidad de los inmigrantes o las licencias de conducir. Organizaciones como America’s Voice o Mi Familia Vota explican a los latinos que ir a votar es la única forma de consolidar las conquistas.

La mayoría demócrata en el Senado de EE UU también está en el aire en estas elecciones, con cuatro escaños que podrían cambiar a manos de los republicanos, según las encuestas. De esos cuatro estados, solo en Colorado hay suficientes latinos, un 14% del electorado, como para que una movilización masiva de su voto pudiera inclinar la balanza. Es decir, si la mayoría demócrata en el Senado depende de este escaño, depende de los latinos. “Aquí en Denver hay ahora mismo mucha gente de Washington”, asegura Felipe Benítez, de Mi Familia Vota a nivel nacional, que ha desembarcado en Denver para la campaña de recogida de votos. “Cada voto va a contar. Y las implicaciones de esta elección son nacionales e incluso internacionales”.

Patricia Sánchez, una mujer de 36 años a la que Mi Familia Vota fue a ver a su casa el pasado jueves, decía que sólo tenía claro que va a votar por Mark Udall, el senador demócrata. El resto de las elecciones de la papeleta le dan igual. Pero Sánchez cree que el republicano, del que no se acuerda del nombre, “va a quitar todo” en relación a la inmigración.

En estas elecciones, Colorado estrena un sistema de votación que debería animar la participación. Por primera vez, todos los votantes registrados reciben en su domicilio por correo la papeleta. La jornada electoral ya ha empezado, en cierto sentido, porque esa papeleta ya se le puede entregar al cartero o depositarla en uno de los buzones de votación 24 horas que ya se ven por las calles de Denver, donde es tan sencillo como pasar con el coche y echar la papeleta.

Así las cosas, el voto latino es una de las principales bazas de Mark Udall, el actual senador demócrata, para defender su escaño frente a Cory Gardner, el republicano que aspira al puesto. Los candidatos están empatados en los sondeos, pero una reciente encuesta de Latino Decisions revela un apoyo del 55% para Udall entre los latinos, frente a un 14% que prefiere a Gardner. Udall apoyó el proyecto de reforma migratoria en el Senado de EE UU y Gardner se opuso en la Cámara de Representantes. La misma encuesta revelaba que los temas más importantes para los latinos coinciden con la agenda demócrata: reforma migratoria, aumento del salario mínimo y mejor acceso a la sanidad.

Sin embargo, el incumplimiento por parte del presidente Barack Obama, que se echó atrás en su promesa de tomar medidas este verano para aliviar la situación de los inmigrantes irregulares es una mancha en la credibilidad de cualquier candidato demócrata, incluido Udall. Carla Castedo, coordinadora de Mi Familia Vota en Colorado, asegura que el 60% de los votantes latinos está afectado directamente por la falta de salidas para los irregulares, a través de amigos o familiares.

Más información