Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos debe “reconsiderar” los protocolos ante el ébola

El director del CDC califica de “inaceptable” el contagio de trabajadores sanitarios

Trabajadores de una empresa privada trabajan en la desinfección del domicilio de la enfermera contagiada de ébola en Dallas. Ampliar foto
Trabajadores de una empresa privada trabajan en la desinfección del domicilio de la enfermera contagiada de ébola en Dallas. AFP

El “inaceptable” caso del primer contagio en Estados Unidos de una trabajadora de la salud que trataba a un paciente de ébola debe llevar a una “reconsideración” profunda de la manera en que se trata de controlar el virus, según el máximo responsable en prevención del país.

“La existencia del primer contagio de ébola cambia algunas cosas y no cambia otras. No cambia el hecho de que sabemos cómo se expande el ébola, pero sí cambia sustancialmente cómo lo afrontamos”, reconoció este lunes el director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Tom Frieden.

“Tenemos que reconsiderar la manera en que afrontamos el control de infección de ébola, porque incluso un solo contagio es inaceptable”, subrayó.

Su reflexión se produce un día después de que se confirmara la primera transmisión en EE UU de la contagiosa enfermedad. La infectada es una enfermera de Dallas, Texas, que trató al primer caso de ébola diagnosticado en el país, el del liberiano Thomas Eric Duncan, quien falleció la semana pasada.

Su familia ha revelado finalmente la identidad de la paciente. Se trata de Nina Pham, una enfermera de 26 años que por el momento está en condición “estable”.

Incluso un solo contagio es inaceptable”

Tom Frieden, director del CDC

Las autoridades sanitarias no han logrado identificar todavía en qué momento se “rompió el protocolo” de seguridad que llevó a su contagio, por lo que se está realizando una “investigación detallada” para averiguar qué falló. Según Frieden, que subrayó que en ningún momento se ha acusado a la enfermera de descuido, el paso que más preocupa es el último, el momento en que el trabajador sanitario se quita el equipo de protección usado para tratar a un paciente de ébola, “porque si está contaminado, hay una posibilidad de que el trabajador se contamine y se infecte en ese proceso”.

El hecho de que no se haya averiguado aún en qué momento se pudo contagiar Pham lleva a las autoridades a no descartar que se pueda registrar todavía algún otro caso de infección entre los que trataron al primer paciente de ébola.

Frieden indicó que se está haciendo una investigación exhaustiva de todo el personal que pudo haber tenido contacto con Duncan, el primer paciente, para hacerles un seguimiento intenso por is desarrollaran síntomas. Se espera que la lista completa de personal médico que atendió al fallecido enfermo de ébola esté completada este martes.

Según el CDC, hay que "redoblar el entrenamiento" de los sanitarios

La infección de Pham también ha puesto en pie de guerra al gremio sanitario. La mayor organización de enfermeras de EE UU, National Nurses United, ha exigido que se proporcione al personal sanitario equipo de máxima protección y entrenamiento adecuado para todos, “incluida la práctica de ponerse y quitarse el equipo óptimo”, dijo su directora ejecutiva, RoseAnn DeMoro.

El CDC ha afirmado en este sentido que es necesario “redoblar el entrenamiento” de los profesionales, tanto para que sepan usar de forma adecuada el equipo como en la primera instancia “clave”: saber reconocer un posible caso de ébola si llega un paciente con síntomas.

“Me siento fatal por que una enfermera se contagiara ayudando a un paciente de ébola, todos tenemos que trabajar juntos haciendo todo lo posible para reducir el riesgo de que cualquier otro trabajador sanitario se infecte”, insistió Frieden, quien aseguró que se están considerando todos los aspectos para mejorar la seguridad, incluidos los equipos para ver si “hay algún traje que sea más fácil de ponerse o que proteja mejor”.

Algunos expertos han propuesto que se designen hospitales especializados en cada región para tratar casos de ébola, en vez de tratar a los pacientes en la clínica a la que lleguen. Frieden no quiso comprometer una respuesta y se limitó a afirmar que se están considerando “todas las posibilidades”. Algo que no quita, puntualizó, que todos los profesionales del país estén preparados y entrenados para reconocer un caso si llega a su centro. “Queremos asegurarnos de que cuando se produzca un caso, que éste sea tratado de manera segura”.

Obama pide redoblar esfuerzo internacional contra el ébola

S. Ayuso

El primer contagio de ébola en Estados Unidos, tras el de España, es una muestra más de que ningún país puede ignorar la “amenaza” que supone el contagioso virus que está causando estragos en África. Así lo considera el presidente Barack Obama, quien este lunes volvió a insistir en la importancia de que la comunidad internacional haga más para contener la epidemia.

Un día después de que se confirmara que una enfermera de Dallas, Nina Pham, de 26 años, es la primera contagiada en el país de ébola tras atender al también primer caso diagnosticado en EE UU, el del liberiano Thomas Eric Duncan, Obama dedicó parte de la jornada a atender la amenaza del virus dentro de su país y en África.

Se comunicó para ello con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, con quien coincidió en que “en este momento crucial” de la epidemia, la comunidad internacional “debe redoblar su determinación y compromiso para atender de forma decisiva la crisis del ébola”, informó la Casa Blanca.

El presidente estadounidense “insistió en la necesidad de que todos los miembros de la ONU apoyen el llamamiento de Naciones Unidas -que ha pedido mil millones de dólares para combatir el mal- y proporcionen personal, equipos y suministros para detener la epidemia en su punto de origen, así como el devastador impacto que está teniendo esta crisis en los países más afectados”, de acuerdo con la información oficial.

Obama intercambió un mensaje similar con su colega francés, François Hollande, con quien coincidió en la necesidad de actuar con “rapidez” para levantar instalaciones para tratar el ébola en los países más afectados. También discutieron las “medidas adicionales”, como controles de temperatura a los pasajeros procedentes de Guinea, Sierra Leona y Liberia. Estados Unidos está empezando a implementar este protocolo en cinco de sus principales aeropuertos, mientras que la Unión Europea discutirá ésta y otras medidas el jueves en Bruselas.

El mandatario además fue informado este lunes por los principales responsables de salud de EE UU sobre la evolución en Dallas de la enfermera infectada y de las medidas que se están implementando para “mitigar similares rupturas de protocolo” de seguridad como sucedió en Texas en el futuro.

Más información