Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Australia se une a la coalición para atacar a los yihadistas en Irak

El Ejército y la aviación se desplegarán junto a la alianza, anuncia el primer ministro Abbott

Foto cedida por el Departamento de Defensa de la aviación australiana.
Foto cedida por el Departamento de Defensa de la aviación australiana. EFE

Las fuerzas especiales de Australia se desplegarán en Irak junto a la coalición internacional liderada por EE UU para asesorar y ayudar al Ejército iraquí en la lucha contra el Estado Islámico (EI), según ha anunciado este viernes el primer ministro australiano, Tony Abbott. Además, la aviación de combate australiana se unirá a la estadounidense en las operaciones aéreas para atacar posiciones del grupo extremista suní.

"El EI ha declarado la guerra al mundo. El mundo está respondiendo", ha afirmado Abbott, según recoge la cadena de televisión australiana ABC. "No ponemos a nuestras Fuerzas Armadas en peligro a la ligera. Sólo lo hacemos cuando es absolutamente necesario y va en favor de los intereses nacionales de Australia", ha explicado.

Abbott envió el mes pasado a los Emiratos Árabes Unidos una flota de aviones de combate y 600 soldados para preparar la participación de Australia en la coalición. El primer ministro apuntó entonces que era "muy probable" que el país se uniera en la lucha frente al EI, al que ha calificado de "culto a la muerte".

La coalición a la que se suma Australia ha atacado en las últimas dos semanas posiciones yihadistas en Irak y también en Siria. La participación australiana se limita a Irak.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, varios puntos tomados por el EI en el norte de Siria han sido bombardeados este viernes por la coalición. Una serie de proyectiles impactó en el desierto de Al Mayadín, un territorio controlado por los extremistas al este de la provincia de Deir al Zor. Las poblaciones de Manbech y Yarabalus, ubicadas en la región de Alepo y en poder de los radicales, también fueron atacadas. Por el momento no hay información sobre víctimas mortales.

El EI, por su parte, ha asediado durante los últimos días poblaciones tanto en Siria como en Irak. Los yihadistas tomaron este jueves Hit, una población al oeste de Irak considerada un enclave estratégico por su cercanía con Ramadi y la presa de Haditha. El pasado miércoles decapitaron a cinco soldados kurdos, un civil kurdo y cuatro rebeldes a 14 kilómetros de Kobane, una ciudad fronteriza con Turquía. La coalición ya bombardeó el martes pasado zonas controladas por el EI al este y al oeste de dicha ciudad, sitiada por los radicales desde el pasado sábado.