Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ucrania purgará las instituciones de partidarios del expresidente Yanukóvich

Rusia alaba la concesión de mayor autonomía a las zonas rebeldes

Un memorial a los caídos durantes las protestas que derrocaron en febrero a Yanukóvich, el 17 de septiembre en Kiev Ampliar foto
Un memorial a los caídos durantes las protestas que derrocaron en febrero a Yanukóvich, el 17 de septiembre en Kiev Getty

En un espaldarazo a la oferta de paz presentada por Ucrania a los separatistas que controlan el este del país, Moscú apoyó el miércoles la ley aprobada el martes por Kiev que concede amnistías y mayor autonomía regional a los prorrusos. Pero el proceso de reformas legales en Ucrania no se toma respiros. Su primer ministro, Arseni Yatseniuk, anunció el miércoles que cerca de un millón de empleados públicos, incluidos funcionarios de los ministerios, los servicios secretos y la fiscalía, serán investigados siguiendo la “ley de lustración”, que también aprobó el martes la Rada Suprema (el Parlamento) después de tres intentos. La norma permitirá purgar las instituciones de partidarios del régimen que encabezaba el defenestrado presidente Víctor Yanukóvich.

Los que apoyaron al anterior Gobierno y también los que no han mostrado suficiente ardor en la lucha contra los rusófonos del este de Ucrania —como los comunistas—, serán el blanco de esta ley, temen sus detractores, que la ven como una caza de brujas. Mientras, los partidarios más apasionados de la refundación del país consideran que la iniciativa es fundamental para limpiar los restos de nepotismo y corrupción, desbloquear las reformas y agilizar una Administración mastodóntica. En cualquier caso, su envergadura será menor de lo previsto en el proyecto de ley original, que no logró ser aprobado por el Parlamento y que abría la puerta a la recusación de cargos de elección popular, incluidos los diputados, así como a los jueces del Tribunal Supremo y el Defensor del Pueblo.

En la lucha contra las redes de corrupción, las posibilidades contempladas por la ley inicial también se han visto reducidas. Así, el círculo familiar de los funcionarios que se verá obligado a declarar sus bienes y ganancias ha quedado limitado a aquellos familiares que viven con el funcionario. También podrá aplicarse la norma a ex altos miembros del Partido Comunista y del KGB.

A pesar de los recortes al texto original, el jefe del Gobierno ucranio, Arseni Yatseniuk, aplaudió la ley en la reunión del Gabinete celebrada el miércoles y felicitó a sus ministros por la aprobación.

La ley quiere luchar contra la corrupción y desbloquear las reformas

“Todos los organismos del poder central que trabajaron bajo la presidencia de Víctor Yanukóvich se verán afectados por la ley”, subrayó el primer ministro. Los grupos que organizaron las protestas contra el antiguo régimen en el Euromaidán son los que más han presionado estos meses por la aprobación de una ley que permitiera limpiar las instituciones de quienes ellos consideran corruptos y desleales a la nueva Ucrania prooccidental.

Activistas de estos grupos se manifestaron el martes para exigir la aprobación de la ley y mostraron lo que ellos quisieran hacer con los que fueron partidarios de Yanukóvich al arrojar a un contenedor de basura al diputado Vitali Zhuravski, un parlamentario del Partido de las Regiones —al que pertenecía Yanukóvich—, considerado prorruso por los prooccidentales.

Los detractores de la medida la consideran una caza de brujas

Reuters Live!

Mientras, Rusia manifestó el miércoles su apoyo a las leyes aprobadas el martes por el Parlamento ucranio que conceden una amnistía a los combatientes prorrusos sin crímenes graves, y un estatus especial para las zonas controladas por separatistas. Gracias a estas leyes, los rebeldes podrán gozar durante tres años de cierta autonomía y, al permitírseles crear su propia policía, se les concede la posibilidad de legalizar sus formaciones armadas, que se integrarían en las fuerzas del orden. Además, podrán establecer relaciones económicas y culturales con las regiones rusas fronterizas y usar el idioma ruso libremente.

La ley de autogobierno “está llamada a crear las condiciones necesarias para restablecer la vida normal en la región y garantizar el cumplimiento de los derechos y libertades constitucionales de los ciudadanos”, comentó el Ministerio de Exteriores, que subraya que es vista por Rusia “como un paso en la buena dirección”. Moscú concluye que espera que “todos los puntos de la ley serán cumplidos responsablemente” y advierte que el éxito de “los intentos de determinados grupos políticos de anular o modificar su esencia” conducirán de nuevo a la confrontación en el este de Ucrania.