Israel abre cinco investigaciones penales por muertos civiles en ataques en Gaza

Un tribunal militar ha comenzado a investigar 44 casos que califica de “confusos”

Un hombre llora junto al cadáver de su hermano, el 16 de julio.
Un hombre llora junto al cadáver de su hermano, el 16 de julio.OLIVER WEIKEN (EFE)

La Fiscalía Militar de Israel ha ordenado que se inicie una investigación penal sobre cinco ataques a civiles en Gaza durante la reciente Operación Margen Protector. Según indican fuentes militares, el fiscal jefe, Danny Efroni, entiende que es necesario aclarar las dudas que restan en estos episodios sobre una posible violación de las leyes internacionales de guerra o sobre si se produjo una conducta inapropiada por parte de los soldados.

Los expedientes abiertos incluyen dos de los casos que mayor conmoción causaron durante los 50 días de asedio en la Franja: el bombardeo de una escuela de Naciones Unidas en Beit Hanoun, que dejó 14 fallecidos el 24 de julio, y el asesinato de cuatro niños cuando jugaban en la playa del hotel Al Deira, en Gaza capital, ocho días antes. También se va a investigar la denuncia de un adolescente de 17 años de Juzaa, que sostiene que los israelíes lo usaron durante cinco días como escudo humano, durante la invasión terrestre; el caso de una mujer tiroteada en Dahaniyeh, pese a que su salida de casa –en plena zona de combate- estaba coordinada previamente con los soldados; y el supuesto saqueo de una vivienda en Shuyaiya, donde un soldado de la Brigada Golani podría haber robado dinero.

Más información
“Que Hamás use escudos humanos, no autoriza a Israel a dispararlos”
Israel se adueña de 400 hectáreas de territorio cisjordano
El coste de sacar a Gaza de las ruinas tras la ofensiva
Israel tilda de farsa la comisión de investigación de la ONU

En total se han comenzado a investigar 44 casos que el Ejército califica de “confusos” y otros 55 serán analizados en las próximas semanas. Ya se han descartado siete episodios en los que la fiscalía no ve indicios de violación, como la muerte de ocho miembros de la familia Kaware en un ataque aéreo, avisado con uno de los proyectiles de advertencia que usa el Ejército pero que acabó encontrando a los residentes dentro de la casa –sostienen los expertos que se cumplió con el protocolo de alerta-, o el misil lanzado contra un coche en el que se encontraba un periodista gazatí –que según el fiscal no hay que investigar porque fuentes de Inteligencia habían informado de que dentro del vehículo iba un “terrorista” y se portaban armas-. Los demás descartes no han trascendido aún.

Se han creado seis equipos de expertos para analizar las repercusiones de la ofensiva militar, por lo que se espera que los resultados finales lleguen en semanas y no en meses o años, como en conflictos anteriores. La ONG israelí B´Tselem ha declarado que no tiene grandes “esperanzas” en esta investigación, porque entiende que no se aclara la cadena de mando de cada orden –con la implicación política y de altos mandos del Ejército que conlleva- y porque los mismos asesores legales que ayudaron a los soldados durante la operación serán los que ahora examinen caso a caso.

Según datos de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas en los Territorios Palestinos (OCHA), el 70% de los más de 2.100 gazatíes muertos y de los 11.000 heridos de la ofensiva eran civiles, aunque fuentes militares israelíes persisten en rebajar la cifra a la mitad. Está por ver aún si se examinan todos los ataques que acabaron con la vida de no combatientes o qué sucede, por ejemplo, con los otros cinco bombardeos de colegios de la UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos, que tuvieron lugar durante la misma ofensiva y que dejaron al menos 26 muertos en dos centros de Yabalia y Rafah.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Precisamente el secretario general de la ONU, Ban Ki moon, ha anunciado esta mañana en una entrevista con Al Hayat TV que también desde su institución se va a impulsar una investigación sobre los ataques a estas escuelas, protegidas internacionalmente y donde se han llegado a refugiar más de 300.000 gazatíes. También se revisará el uso de estas instalaciones para almacenar munición por parte de las milicias de la Franja, detectado en tres ocasiones durante Margen Protector.

Este trabajo será independiente del que realice el equipo al que la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha encomendado la misión de aclarar si se han producido crímenes de guerra durante dicha operación, tanto por parte de Israel como de las milicias armadas como Hamás y la Yihad Islámica. Este equipo de juristas debe visitar por primera vez la zona en unas dos semanas y tiene que entregar sus conclusiones antes de la primavera de 2015. Su presidente, el canadiense Willian Schabas, al que Israel rechaza por las críticas que en el pasado hizo contra su Gobierno, ha repetido hoy al diario londinense Asharq Al Awsat que no tiene “odio” contra Israel pero que a sus dirigentes no les gustaría “ni Spiderman” como presidente de esta comisión de investigación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS