Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El régimen de El Asad se ofrece a colaborar contra el Estado Islámico

Damasco se reivindica como interlocutor y rechaza bombardeos en su territorio sin permiso

El Gobierno sirio ofrece su ayuda para combatir al EI. Reuters Live!

El ministro de Exteriores sirio, Walid al Mualem, ha ofrecido este lunes la colaboración del Gobierno de Bachar El Asad en la campaña para combatir al grupo yihadista del Estado Islámico. Al mismo tiempo ha advertido de que cualquier paso relativo a su país que tome la comunidad internacional deberá coordinarse con Damasco. Con ello Al Mualem se refería al anuncio que ha hecho Estados Unidos de que estudia extender a Siria la lucha contra el Estado Islámico (EI). El titular de Exteriores ha subrayado que toda operación sobre territorio sirio requiere de la aprobación de Damasco, ya que de lo contrario sería una agresión.

Al Mualem ha asegurado en rueda de prensa que cualquier oferta de colaboración será "bienvenida" y ha condenado la reciente ejecución del periodista estadounidense James Foley, asesinado por el EI dos años después de su secuestro en Siria.

El ministro del régimen de El Asad ha advertido de que los bombardeos por sí solos no bastan para combatir a Estado Islámico, y ha planteado que los Estados necesitan intercambiar información con Siria.

A estos guiños que Damasco viene lanzando últimamente, Martin Schaefer, un portavoz del ministro de Exteriores alemán, ha respondido que su país no piensa retomar ningún tipo de contacto diplomático con El Asad a pesar de la amenaza del EI. “El régimen de El Asad ha cometido injusticias increíbles (…) Casi 200.000 personas han muerto. Es muy difícil que todo esto se vaya a olvidar en nombre de la Realpolitik”, argumentó.

El avance del Estado Islámico tanto en Irak como en Siria ha alimentado la batalla retórica del régimen sirio, que insiste que todos los rebeldes que no reconocen su autoridad son peligrosos terroristas. La situación en el país continúa marcada por los enfrentamientos entre el Gobierno y grupos opositores poco coordinados y de ideologías a menudo enfrentadas. El régimen avanza en la recuperación de las grandes urbes del país y se asegura el control de las arterias que las enlazan entre sí. Hace tan sólo una semana el Ejército sirio recuperó Mleha, una localidad a 2,5 kilómetros al sureste de Damasco, tras cuatro meses de combates. El régimen se muestra decidido a acabar con las bolsas rebeldes que acechan la capital concentrando recursos y efectivos en el frente de Guta, en la periferia este de Damasco.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >