El espionaje occidental estrecha el cerco sobre el verdugo yihadista

El "sospechoso clave" es Abdel Majed Abdel Bary, de 23 años, según 'The Sunday Times'

El verdugo de Foley, en la captura del vídeo de la ejecución difundido por los yihadistas.
El verdugo de Foley, en la captura del vídeo de la ejecución difundido por los yihadistas.REUTERS

“Estamos cerca”. El embajador británico en Estados Unidos, Peter Westmacott, confirmó ayer a la cadena de televisión CNN lo que algunos medios de Reino Unido habían adelantado: los servicios de inteligencia británicos están a punto de identificar al extremista enmascarado que aparece en el vídeo del brutal asesinato del periodista estadounidense James Foley, difundido por el grupo radical suní Estado Islámico (EI).

Desde un primer momento se sospechó que el yihadista era de origen británico, en vista de que tenía un marcado acento de Londres o del sur de Inglaterra. A falta de una identidad, se le ha venido llamando John el yihadista, ya que John sería el apodo que presuntamente recibió cuando se unió a las filas extremistas que combatían en Siria junto con al menos otros dos británicos.

La clave para su identificación ha sido, efectivamente, su voz, según explicó el embajador Westmacott. “Estamos realizando muchos esfuerzos en la búsqueda”, señaló, en referencia a la tecnología empleada para analizar cada detalle de su voz en el vídeo. Ello ya ha permitido a los especialistas determinar que probablemente es un hombre menor de 30 años, y que vivió en Londres o el sur de Inglaterra.

El rotativo británico The Sunday Times asegura que los servicios de inteligencia británicos MI5 y MI6 barajan ya un nombre concreto: Abdelmajed Abdel Bary, de 23 años. Este joven educado en un barrio acomodado al oeste de Londres abandonó el hogar familiar hace un año y recientemente retuiteó una fotografía suya alzando una cabeza humana decapitada, señala The Sunday Times. El diario The Daily Mail, por su parte, afirma que es un antiguo cantante de rap.

Aunque en el vídeo del EI se atribuye la muerte de Foley al hombre del que ahora se sospecha que es británico, algunos expertos dudan de que la matanza fuera obra suya, tras analizar sus movimientos. El asesinato del reportero se produjo en venganza por los ataques aéreos ordenados por el presidente Barack Obama contra posiciones del EI en Irak. Al final del vídeo, el hombre señalado como John, el yihadista, y que aparece con una pistola colgada del hombro y un cuchillo en la mano izquierda, muestra a otro estadounidense secuestrado, el también periodista Steven Joel Sotloff, y amenaza a Obama con asesinarlo también si no detiene los ataques aéreos. “La vida de este ciudadano estadounidense, Obama, depende de tu próxima decisión”, advierte.

El gran número de ciudadanos británicos que presuntamente se han unido a las filas yihadistas es motivo de gran preocupación para el Gobierno de David Cameron, como reconoció ayer su embajador en Washington. “Este problema va más allá de un horrendo crimen”, señaló Westmacott. “Tenemos a más personas de las que nos gustaría” en las filas yihadistas, reconoció. “Se cree que hasta 500 ciudadanos británicos podrían haber viajado a Siria e Irak para sumarse a la yihad”, agregó.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Tras conocerse el vídeo con la muerte de Foley, Cameron interrumpió brevemente sus vacaciones, aunque al final no ha confirmado su idea inicial de endurecer la legislación antiterrorista, pese al preocupante incremento de yihadistas de origen británico.

El periódico Mail on Sunday mostraba ayer imágenes de varios británicos que el año pasado abandonaron Reino Unido con rumbo a Siria para unirse al EI. Entre ellos identifica a Mashdur Chudhury, de 31 años, quien, tras regresar unas semanas más tarde a su país, fue detenido y se convirtió en el primer británico condenado por terrorismo en relación con el actual conflicto en Siria.

Según este rotativo, Abdel Bary es tan sólo uno de los tres posibles sospechosos de ser John, el yihadista. Los otros serían Abu Hussain, un hacker de 20 años oriundo de Birmingham, y Abu Abdullah, otro veinteañero de Portsmouth.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Silvia Ayuso

Corresponsal en Bruselas, después de contar Francia durante un lustro desde París. Se incorporó al equipo de EL PAÍS en Washington en 2014. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y continuó en la alemana Dpa, para la que fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS