Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE respalda que sus miembros envíen armas a los kurdos de Irak

España aún debe decidir si se suma al suministro europeo de armamento

Los Veintiocho ya tienen el sí político europeo para el suministro de armas a las autoridades del Kurdistán iraquí. Tras una semana de vaivenes, la postura de Francia e Italia —favorables desde un primer momento al envío de armamento para la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico (EI)— se ha impuesto a las reticencias iniciales del Gobierno alemán, que en los últimos días ha variado su posición contraria.

La UE, cuyos ministros de Exteriores se reunieron este viernes de forma extraordinaria para tratar varios asuntos —incluida la crisis de Ucrania—, respalda así a los Estados miembros para que suministren armas a las autoridades regionales kurdas “de acuerdo con sus posibilidades individuales” y extiende un paraguas político que las capitales podrán exhibir ante sus respectivas opiniones públicas. Bruselas también da la bienvenida a la campaña militar estadounidense en defensa de la minoría yazidí de Irak y contra los planes de los yihadistas de crear un califato.

Bruselas estudia vías para que los insurgentes no vendan petróleo

En el documento de conclusiones, los ministros de los Veintiocho apoyan al nuevo primer ministro iraquí, Heider al Abadi; hacen un llamamiento a los países más relevantes de la zona —en particular a Arabia Saudí, Turquía, Líbano, Egipto e Irán— en aras de una “salida a largo plazo” de la crisis y respaldan la decisión “individual” de aquellos Estados miembros que, como Francia, ya han respondido positivamente a la petición kurda de material militar. Estos envíos —para los que Italia, España y Suecia veían necesario el consentimiento expreso de la UE— deberán tener el visto bueno de Bagdad.

La respuesta a la petición de las autoridades regionales kurdas se hará de acuerdo con la capacidad técnica de los Estados miembros y los límites que imponen sus respectivas legislaciones nacionales. En el plano legal europeo, cabe recordar que Bruselas levantó en 2004 el embargo de armas al Gobierno iraquí.

Los socios europeos también dan la bienvenida a los ataques aéreos selectivos de EE UU contra el EI y remarcan la “responsabilidad” de la comunidad internacional de cooperar con Irak en su batalla contra los yihadistas. Aunque varios Estados miembros habían expresado, antes de la reunión, su firme decisión de iniciar los envíos de armamento a Irak (Reino Unido y República Checa seguirán los pasos de Francia en las próximas semanas), sus Gobiernos buscaban en esta cumbre de urgencia un respaldo explícito de la UE ante su electorado.

Países Bajos —y, en los últimos días, Alemania— también han dejado entrever que suministrarán armamento a las autoridades kurdas. Sólo Austria y Suecia anunciaron públicamente este viernes que no participarán en los envíos, alegando que carecen de capacidad técnica, y se concentrarán en el despliegue de ayuda humanitaria. “Es lo que mejor sabemos hacer”, subrayó el ministro de Exteriores sueco, Carl Bildt.

Por el momento, España no ha anunciado ningún envío de armas al país árabe. El titular español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, explicó al término de la reunión que el Gobierno de Mariano Rajoy “evaluará desde este momento si hace uso de la ventana abierta para exportar armas [a los kurdos iraquíes], o no”. “Es una decisión que el Gobierno tiene que tomar”.

Desde hoy Bruselas evaluará diferentes alternativas para evitar que los yihadistas del EI sigan financiándose mediante la venta de petróleo. La diplomacia europea, no obstante, muestra su cautela ante la puesta en marcha de estas medidas, por temer que puedan estrangular las arcas públicas iraquíes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >