Fomento investigó en 2012 el accidente de otro avión MD-83 de Swiftair

Instó a la Agencia de Seguridad a vigilar que la aerolínea no hacía maniobras no autorizadas

El ala del avión accidentado en 2012, doblada hacia arriba.
El ala del avión accidentado en 2012, doblada hacia arriba.informe de CIAIAC

La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), dependiente del Ministerio de Fomento español, ya investigó en 2012 a la aerolínea española Swiftair tras el accidente que sufrió en Afganistán uno de sus aviones. Ese aparato también era un MD-83, el mismo modelo que la aeronave estrellada este jueves en Malí, cuando cubría la ruta entre Uagadugú (Burkina Faso) y Argel (Argelia). La autoridad aérea concluyó entonces, según recoge el informe técnico elaborado por sus expertos, que la causa del incidente era que la aeronave había hecho un tipo de maniobra de aproximación a la pista para la que no contaba con aprobación operacional y para la que, además, su tripulación no había recibido formación.

Más información
Francia recupera una caja negra del avión siniestrado en Malí
Hallados en Malí los restos del avión perdido
La compañía propietaria del avión y los seis tripulantes son españoles

El accidente ocurrió el 24 de enero de hace dos años. Entonces, la aeronave de Swiftair cubría el vuelo SWT094 entre Dubai (Emiratos Árabes Unidos) y Kandahar (Afganistán). A bordo del avión, operado para la compañía sudafricana Gryphon Airlines, viajaban 91 personas: 86 pasajeros (uno de ellos, mecánico de la compañía), 2 pilotos y 3 tripulantes de cabina. A poca distancia de su destino, el aparato inició el aterrizaje. Pero cuando se encontraba a pocos metros de contactar con el suelo, no se encontraba alineado con la pista. En ese momento, el comandante hizo un alabeo, impactando la punta del ala derecha contra la pista antes de que las ruedas contactasen con la pista.

"El comandante —que aseguró que no notó el impacto— consideró la maniobra como una toma [de tierra] dura, aunque el copiloto llegó a dudar si habían tocado con el plano derecho [el suelo]", reza el informe de CIAIAC, al que ha tenido acceso EL PAÍS. La torre de control alertó entonces de los daños, ordenó detener el avión y envió a los bomberos. Estos, tras indicar que pararan los motores, comprobaron que no había fluidos. Fue entonces cuando permitieron a la aeronave dirigirse a los aparcamientos

En el documento, adelantado por El Economista, la Comisión insiste varias veces en que la tripulación debía haber frenado la maniobra —una aproximación con el sistema RNAV, con GPS—. Por ello, CIAIAC recomendó a Swiftair que "se asegure de que su tripulación no realiza maniobras no autorizadas".

Este mandato, a su vez, también se trasladó al organismo español a la Agencia Estatal de Seguridad: "Para que se asegure que Swiftair no realiza maniobras no autorizadas". El texto de la CIAIAC también destaca que, tras el suceso, la tripulación "no realizó ninguna tarea en aras a preservar el contenido grabado en los registradores (ni en el del vuelo, ni en el del avión)".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En el accidente no resultó herida ninguna de las personas a bordo. Eso sí, el ala derecha del avión quedó gravemente dañada y deformada. El aparato, con matrícula EC-JSS y construido en 1989, había pasado en octubre de 2011 las últimas labores de mantenimiento programado”.

Sobre la firma

J. Jiménez Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS