Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España refuerza su presencia en Perú a través de la construcción

ACS y FCC, entre otras empresas, participarán en dos de las obras más importantes del país andino: el metro de Lima y el Gasoducto del Sur

Infografía de la línea 2 del futuro Metro de Lima facilitada por FCC Ampliar foto
Infografía de la línea 2 del futuro Metro de Lima facilitada por FCC efe

España ha reforzado su presencia en Perú a través de la construcción. En Lima, por ejemplo, dos empresas españolas están involucradas en la construcción de la línea 2 de metro. Esta obra y la del Gasoducto del Sur, en cuya concesión y construcción participará la también española Enagas junto a la brasileña Odebrecht, son las principales y más caras obras de infraestructura del Gobierno de Ollanta Humala. Mientras, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) trabaja para capacitar a jóvenes en la restauración del patrimonio monumental de la capital.

En un edificio recién concluido y una oficina aún vacía, Florentino Pérez, presidente del Grupo Actividades de Construcción y Servicios (ACS), y Juan Béjar, consejero delegado de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), presentaron a la vicepresidenta de España, Soraya Sáenz de Santamaría, el proyecto de construcción de la línea 2 del suburbano. “Esto se nos da muy bien a los españoles”, comentó la portavoz del Gobierno, una vez que no hay ninguna obra de metro donde no esté involucrado algún ingeniero español, según aseguró.

El monto final por el diseño, la construcción y la concesión asciende a unos 5.400 millones de dólares, según ha informado la empresa FCC. Perú aportará el 72% del presupuesto, mientras lo demás correrá en manos del consorcio liderado por ACS, y del que forman parte la peruana Cosapi y las italianas Ansaldo Breda, Ansaldo STS e Impregilo.

En la primera etapa, el consorcio debe construir una vía subterránea de 35 kilómetros y 27 estaciones, en sentido de este a oeste de la ciudad, partiendo de un área próxima al nuevo mercado mayorista de la capital, en el distrito de Ate, con dirección al puerto del Callao. Un boletín de prensa de FCC indica que el consorcio se ha comprometido a entregar las primeras cinco estaciones en mayo de 2016.

La obra incluye el denominado ramal (bifurcación) de la línea 4, con destino al aeropuerto de Lima, que consta de otros ocho kilómetros de vía en la superficie. El plazo previsto para finalizar toda la construcción es de cinco años, y la concesión de la infraestructura será por 30.

En la segunda cita entre Florentino Pérez y la vicepresidenta, el pasado domingo, el ejecutivo de ACS destacó que de la facturación total de su empresa (68.000 millones de dólares), Latinoamérica representa el 34%.

Cuando la vicepresidenta empezó su visita oficial el sábado pasado, su primer objetivo fue anunciar una nueva etapa de la Escuela-Taller, un proyecto de la AECID para capacitar a jóvenes de bajos ingresos en albañilería y otros oficios relacionados con la restauración, y recuperar el patrimonio monumental de Lima.

“Este proyecto, de aprender haciendo, se llevó acabo en España en los años ochenta”, subrayó Sáenz de Santamaría durante la firma del convenio con la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, en el palacio Municipal, en la Plaza Mayor de Lima. AECID aportará 540.000 dólares en los próximos cuatro años para este programa de formación, que estuvo suspendido hace tres años, precisó Patricia Díaz, gerente de ProLima.

El rubro de la construcción española ha estado presente desde el primer acto oficial de la vocera del Gobierno al pisar Lima. El sábado entregó como obsequio a Villarán el libro de José Luis Sancho La casita del Príncipe en el Pardo, una obra que presenta la historia y los trabajos de restauración del Palacio Real de El Pardo, calificado como patrimonio arquitectónico.

Más información