Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La autopsia del joven palestino apunta a que lo quemaron vivo

El fiscal general palestino asegura que los forenses hallaron restos de hollín en sus pulmones

Jóvenes palestinos lanzan piedras a las fuerzas de seguridad israelíes en los disturbios tras el funeral del joven palestino asesinado.
Jóvenes palestinos lanzan piedras a las fuerzas de seguridad israelíes en los disturbios tras el funeral del joven palestino asesinado. reuters

Al joven palestino Mohamed Abu Jadair lo quemaron vivo, según los resultados preliminares de la autopsia difundidos el sábado por las autoridades palestinas. El fiscal general palestino, Mohamed Abdel Ghani Uweili, anució que los forenses encontraron restos de humoen el sistema respiratorio de Abu Jadair, asesinado el miércoles por la mañana en Jerusalén. Es la prueba de que respiraba cuando sus asesinos le prendieron fuego. Aunque sufrió un golpe en la cabeza, murió de las complicaciones derivadas de sus quemaduras.

Abu Jadair desapareció en Jerusalén Este en la madrugada del miércoles, cuando se dirigía al rezo de las cuatro de la mañana en la mezquita. Su cadáver calcinado fue localizado un par de horas más tarde en un bosque al oeste de la ciudad. Entre los palestinos se da por seguro que murió a manos de ultraderechistas israelíes en represalia por el reciente asesinato de tres jóvenes estudiantes de religión en Cisjordania. También se considera la hipótesis más plausible en diversos medios israelíes, que citan fuentes policiales.

Las autoridades israelíes no han llegado a conclusiones oficiales y siguen investigando si se trató de un crimen racista (“nacionalista”, en el lenguaje oficial) o del resultado de rivalidades familiares o de un crimen de los llamados “de honor” entre musulmanes por una supuesta deshonra familiar. Diversos blogs y multiplicadores de opinión israelíes han difundido rumores en este sentido, que alcanzaron algunos medios de Israel. La familia Abu Jadair, que conforma un gran clan en el Este palestino de la ciudad, niega categóricamente ambas posibilidades.

Su muerte ha desatado graves disturbios en su barrio de procedencia, Shoafat, donde sus honras fúnebres devinieron el viernes en una batalla campal entre policías israelíes y manifestantes. En Jerusalén Este, el rumor de que lo habían quemado vivo se extendió desde el momento en que concluyó la autopsia, el viernes.

El fiscal palestino explicó el sábado que el muchacho presentaba quemaduras en el 90% de su cuerpo. La autopsia se llevó a cabo en un instituto próximo a Tel Aviv, con la presencia y supervisión de un experto forense palestino. Aunque de momento rige una calma en los barrios orientales de Jerusalén, las tensiones se han extendido a Israel. El diario israelí Yediot Ahronot informaba el sábado de ataques a judíos en Qalansawe, una localidad de mayoría árabe en el centro de Israel. Hubo dos heridos leves y varios coches quemados. La policía israelí desaconseja a los ciudadanos judíos que entren este sábado en estas localidades del centro del país, adonde muchos viajan para hacer las compras del sábado.