Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido José Manuel Mireles, el rostro más visible de las autodefensas en México

El exportavoz de los comunitarios en Michoacán ha sido apresado por portación de armas

El líder de las autodefensas José Manuel Mireles.
El líder de las autodefensas José Manuel Mireles. AFP

José Manuel Mireles, el que fuera líder moral y portavoz de las Autodefensas de Michoacán (movimiento de civiles armados contra el crimen organizado al oeste de México), ha sido capturado este viernes por militares de la Secretaría de Defensa federal y elementos de la Marina en un operativo coordinado con autoridades locales en La Mira, un poblado de 11.000 habitantes del municipio de Lázaro Cárdenas, en la costa del pacífico michoacano. Según informó la familia de Mireles, el cirujano de Tepalcatepec fue detenido por portación de armas de grueso calibre y ha sido trasladado hasta la Procuraduría de Justicia de Morelia. La operación continúa y hasta el momento unas 80 personas han sido arrestadas.  

Apenas 36 horas antes, un grupo de guardias comunitarios liderados por Mireles había ingresado fuertemente armado en el poblado de La Mira con la intención de tomar el control de la seguridad. "El doctor supo desde temprano que lo iban a detener", asegura en conversación telefónica su abogada, Thalía Vázquez Alatorre. "Le aconsejamos que se fuera del lugar, pero él decía que tenía asamblea con la gente de la comunidad para integrar el consejo ciudadano de autodefensas, ellos le habían pedido que fuese a ayudar y quiso quedarse". 

El pasado mes de mayo el Gobierno dio por disuelto el movimiento de civiles armados en la región de Tierra Caliente, con el que colaboraban desde comienzos de año para atrapar a miembros del cartel de Los Caballeros Templarios (una escisión de la Familia Michoacana que comenzó a operar en 2011 en la entidad). Como alternativa, la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral del Estado, la dependencia creada en enero para solventar la crisis de violencia en Michoacán, ofreció a los comunitarios registrarse en un nuevo cuerpo de policías rurales y advirtió que todo aquel que no hiciera el trámite, no podría portar armas. Apenas unos días antes Mireles había sido expulsado del Consejo General del Movimiento al considerar el resto de miembros que sus declaraciones sobre posibles nexos de algunos integrantes con el crimen organizado estaban fuera de lugar. El doctor nunca participó en los registros oficiales, aunque sí estaba presente y votó a favor de guardar las armas en la reunión en la que se selló el acuerdo con el Gobierno. Por el contrario, encabezó un movimiento nacional de autodefensas ciudadanas, que incluyó a líderes religiosos y de otros sectores de la sociedad civil. El Consejo, en palabras de Vázquez Alatorre, considera que "la detención de Mireles es un golpe durísimo al pueblo de México" y denuncia que "en este país se usa el poder judicial para resolver asuntos políticos".

Este jueves, en declaraciones a medios de comunicación, el exvocero confirmó que las autodefensas siguen avanzando para recuperar el Estado : “Morelia es uno de los objetivos para limpiar, ese fue el proyecto inicialmente: terminar con la costa michoacana y avanzar a la capital".

El domingo pasado el doctor emitió un mensaje dirigido al nuevo gobernador de Michoacán, Salvador Jara Guerrero [Fausto Vallejo dejó el cargo el miércoles de la semana pasada supuestamente por problemas de salud], donde le pedía colmar las "fuertes expectativas" puestas sobre su Gobierno para "enderezar el rumbo" y hacer "habitable" este estado mexicano. 

José Manuel Mireles nació en el municipio de Tepalcatepec en 1958. Cirujano de 1,90 de estatura, tez morena, cabello y bigote blancos saltó a los medios por denunciar los abusos del narcotráfico en su comunidad, particularmente las violaciones de las mujeres, hace un año. En realidad, poco se sabe de su vida y de la supuesta condena que cumplió entre 1988 y 1992 por siembra y cosecha de mariguana. Mireles ocupó cargos en el PRI, el partido que gobierna el país, entre 1984 y 1986. Tras su paso por la cárcel se trasladó a Sacramento, en Estados Unidos y fue nombrado presidente de la Confederación de Clubes Michoacanos del PRD en California. Regresó a México en 2007.

Hijo de un agricultor y una ama de casa, las sombras que rodean al personaje continuaron con su apoyo a figuras que dentro del movimiento han sido tachadas de "narcos al servicio de los criminales", como es el caso de José Luis Torres, El Americano. Este hombre mantuvo un duro enfrentamiento con el fundador de las autodefensas, Hipólito Mora, quien estuvo en la cárcel tres meses acusado de participar en un doble homicidio. Finalmente el productor de limón fue liberado por falta de pruebas y se unió a Mireles en el movimiento nacional de autodefensas ciudadanas, que celebró su primer encuentro el 28 de mayo pasado en la capital del país.