Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una diputada mexicana, acusada de hacer negocios con las telecomunicaciones

Escuchas ilegales desvelan el plan de Purificación Carpinteyro para competir con empresas de telefonía, internet y televisión

La diputada mexicana Purificación Carpinteyro.
La diputada mexicana Purificación Carpinteyro.

El interés de la diputada Purificación Carpinteyro del Partido de la Revolución Democrática (PRD, de izquierda), en negocios de telefonía, internet y televisión la han sacado de la discusión de la reforma de telecomunicaciones de México. La legisladora --que pertenece a la comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados, encargada del debate de la nueva norma-- fue grabada en una conversación telefónica donde expone un plan de negocios para competir en el sector con la empresa Televisa.

Las escuchas, de origen desconocido, fueron desveladas el martes y han desencadenado la polémica sobre el conflicto de interés que este negocio representa para Carpinteyro, por lo que la tarde de este miércoles la diputada ha anunciado que no formará parte de la discusión de las reformas secundarias de telecomunicaciones que se están celebrando en la Cámara de Diputados. En la grabación, la legisladora habla con José Gutiérrez Becerril, exdirector de Pymes de la filial de Telefónica en México, y le advierte que con la reforma de telecomunicaciones se abren nuevos mercados para ofrecer servicios de telefonía, internet y televisión.

“Ya nos sacamos la lotería”, le dice Carpinteyro a Gutiérrez Becerril al comenzar la conversación donde le explica la idea del supuesto negocio. “Yo creo que podríamos proponerle a Telmex comprarle a ellos todo lo que es el acceso a internet de banda ancha, para entrar a competir con video para el triple play en competencia con Televisa”, continúa la diputada en la grabación de ocho minutos. Su interlocutor, por otra parte, contesta con monosílabos y demuestra poco interés en los puntos expuestos por la también antigua subsecretaria de Comunicaciones y Transportes.

La legisladora ha reconocido este miércoles la legitimidad de la grabación y ha explicado que el exdirectivo de Telefónica trabajó con ella entre 2005 y 2006. En una entrevista en la radio mexicana con la periodista Carmen Aristegui, Carpinteyro asegura que Guitiérrez Becerril y ella trabajaron entonces en un proyecto de telecomunicaciones que no prosperó, pero que con la nueva norma podrían tener una nueva oportunidad de sacarlo adelante.

“Estoy pensando que una vez que termine la legislatura yo no me voy a quedar en haber escrito las leyes, sino que además voy a apostar mi pellejo y los pocos recursos que tenga para demostrar que lo que hicimos en el sector de las telecomunicaciones puede revolucionarlo, y permitir que todo el mundo que tenga aspiraciones pueda participar en ese mercado”, mencionó en la entrevista.

Carpinteyro ha dicho que las escuchas no suponen un conflicto de interés debido a que el negocio del que habla en las grabaciones todavía no existe. “Lo que yo defiendo es que, si yo estoy legislando en relación a una materia para generar nuevas oportunidades, estas oportunidades tienen que ser para todos”, comentó. Horas más tarde anunció en su blog que se separaría de la discusión “para no enturbiar el proceso de debate, discusión y votación de las leyes secundarias de telecomunicaciones”.

El líder nacional del PRD, Jesús Zambrano, también pidió en un comunicado a la diputada abstenerse de participar en el proceso legislativo de la reforma para evitar cualquier sospecha sobre su grupo parlamentario. Apenas en mayo, legisladores del partido de Carpinteyro buscaban la dimisión del ministro mexicano de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, tras conocerse que tenía participaciones en la propiedad de cuatro estaciones de servicio de gasolina. La izquierda señaló entonces que el ministro no podía conservar su empresa particular mientras se desempeña como el más importante funcionario del sector energético del país. Joaquín Coldwell continúa en el cargo.