Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ministros del Eurogrupo dan por hecho que Juncker relevará a Barroso

La gran coalición aleamana apoya que Schulz siga al frente de la Eurocámara

Los candidatos a presidir la Comisión Europea, Schulz y Juncker, en abril. Ampliar foto
Los candidatos a presidir la Comisión Europea, Schulz y Juncker, en abril. AFP

Nadie se atreve aún a decirlo abiertamente pero cada vez más altos cargos en las capitales y en Bruselas aseguran que el candidato conservador, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, será el próximo presidente de la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la Unión. Dos de los ministros de Economía de la UE aseguraron este viernes a este diario que tanto en el Eurogrupo como en el Ecofin “se da por hecho” que Juncker se hará con el cargo más importante en Bruselas. El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha dejado claro que no se alineará con los británicos en contra de Juncker, siempre que éste se comprometa a flexibilizar las reglas fiscales. Pero las pistas más claras acerca de la futura presidencia de Juncker llegan desde Berlín.

La canciller Angela Merkel se enzarzó ayer con su vicecanciller, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, en un debate sobre el nombre del alemán que acompañará a Juncker en la Comisión. Merkel reserva a Martin Schulz, el candidato socialista en las europeas, la presidencia del Parlamento Europeo. “Eso confirma que el cargo es para Juncker y que ahora hay que buscar una salida digna para Cameron”, según las fuentes consultadas en la capital europea.

Renzi ha advertido que no pactará con Cameron en contra del luxemburgués

Mientras Juncker afianza sus posibilidades de hacerse con el puesto más deseado de Bruselas, Schulz ve cómo las suyas se diluyen. Nada más celebrarse los comicios, el alemán mantenía que aún tenía posibilidades de presidir la Comisión. Más tarde hizo saber que se conformaría con una vicepresidencia, pero para ello era necesario el visto bueno de Merkel. “No me puedo creer que aún crea que puede ser el comisario alemán”, decía este jueves Herbert Reul, líder de los democristianos en el Parlamento Europeo.

El viernes, fuentes de su entorno aseguraron que Schulz ve con buenos ojos repetir en el Parlamento: “Será el primero que repita mandato, estará al menos un total de cinco años en el cargo y ha demostrado que desde la Eurocámara puede ser fundamental para las grandes agendas”. El líder de los socialdemócratas alemanes y número dos del Gobierno, Sigmar Gabriel, certificó ayer las nulas posibilidades que tiene Schulz de lograr su objetivo. En declaraciones a Der Spiegel, Gabriel dio su apoyo a que el Gobierno de coalición en el que participa envíe a Bruselas a un comisario democristiano, si a cambio se asegura la permanencia de Schulz como presidente del Parlamento Europeo. Gabriel insistió en la importancia de que Juncker, el hombre con más posibilidades de hacerse con la presidencia de la Comisión, cuente con el apoyo de Schulz para formar un “eje fuerte” entre los dos políticos al mando de las dos instituciones europeas. Horas más tarde, Merkel confirmó que había llegado a ese acuerdo con los socialdemócratas, sus socios en el Gobierno.

Merkel hablaba 24 horas después de recibir a la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, a la que los rumores sitúan como probable sustituta de Herman Van Rompuy al frente del Consejo Europeo. La líder alemana no acalló estos rumores cuando, al ser preguntada por las posibilidades de Thorning-Schmidt, dijo que no había ninguna norma que impidiera nombrar como presidente del Consejo a alguien procedente de un país, como Dinamarca, fuera de la zona euro.

La primera ministra danesa figura como aspirante a sustituir a Van Rompuy

La elección de la líder danesa tiene sentido porque cumple varios requisitos para completar la terna con Juncker y Schulz: es mujer, socialista, anglófila y procede de un país que no está en la unión monetaria y con una visión europea muy cercana a la británica. Sería una forma de compensar en cierto modo la humillación que sufrirá el británico David Cameron si finalmente Juncker se hace con la presidencia de la Comisión. Aunque Renzi aspira a que el puesto sea para un italiano.