Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sueño americano está al alza en Houston

Texas lideró el crecimiento laboral en Estados Unidos por cuarto año consecutivo en 2013, sumando 252.400 puestos de trabajo

El Estado se ha transformado en el paraíso de los vendedores inmobiliarios

Obreros en una construcción en Texas
Obreros en una construcción en Texas EFE

Como dirían en Texas, el petróleo los guía y las casas los juntan. La prosperidad que ha despertado el alza de producción ha energizado la venta inmobiliaria en el Estado, dando paso a un mercado caliente y veloz, que está elevando cada vez más el precio de las viviendas. En el área de Fort Bend, a 30 minutos de la ciudad de Houston, los anuncios de constructoras bordean la carretera Westpark. Desde 180,000 dólares hacia arriba, hay para todos los gustos y tamaños.

Empresas como Leenar Homes, Village Builders, Meritage, David Weekley, Legend Homes llevan varios años en la zona construyendo secciones, vendiendo y luego abriendo nuevos sitios para construcción en una área donde antes no había nada.

“Ni siquiera estamos alcanzando a construir los modelos de las casas cuando ya tenemos todo el lote vendido, es increíble cómo ha cambiado el mercado, desde tener un perfil lento y de bajo precio, a esto”, aseguró Lance Sonka, vendedor de Newmark Homes Houston. El cambio no sólo ha afectado a Fort Bend, sino en general a los suburbios más cotizados cercanos a Houston como Katy, donde se encuentran las escuelas con mejores rankings en el sector.

“Ya no existen casas nuevas que vender en Katy que estén por debajo de los 300.000 dólares”, esa fue la conclusión de varios agentes de vivienda, que ya están cerrando sus oficinas en el área, luego de haber vendido la mayoría de sus lotes.

Hace 10 años, los nuevos residentes de Houston se encontraban con otra realidad, una donde la casa promedio de 3 habitaciones -en el área de Katy- no costaba más de 180.000 dólares.

Ahora una casa sale al mercado un lunes y no es extraño que luego de tres días esté bajo contrato, tras recibir un promedio de seis ofertas, de acuerdo a estimaciones de la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Houston.

¿Qué cambió? Los empleos, sobre todo los que responden al alza de la producción de petróleo en Texas. La economía del estado bordea los 1.300 millones de dólares y esta semana autoridades locales declararon una completa recuperación desde la recesión de 2007. “Entramos en una fase de expansión. Nos hemos recuperado de manera mucho más robusta y seguimos adelante”, aseguró en un discurso el jefe de estimaciones de ingreso en Texas John Heleman.

La industria de petróleo y gas se ha duplicado en los últimos seis años en el estado. De acuerdo a la Administración de Información Energética de Estados Unidos, Texas fue el estado con mayor producción a nivel nacional, reportando 2,8 millones de barriles de crudo por día en diciembre pasado.

Trabajos, trabajos, trabajos

Mientras en Washington el Congreso y la Casa Blanca han gastado cientos de horas en debate político para reducir el desempleo, Texas ha logrado posicionarse un punto porcentual por debajo del promedio nacional, llegando a 5,7%. En enero, el último mes registrado a nivel estatal, el área creó el mayor número de empleos en la nación llegando a 33,900.

“La historia de Houston es ilustrativa de lo que está pasando a lo largo de Texas, mientras el resto del país sigue recuperándose de la crisis económica, los niveles de empleo local están en su punto más alto. Las industrias de gas y petróleo, experimentan una gran expansión y eso es parte del fenómeno, pero lo que conduce el cambio es que Texas es muy diverso y está viendo crecimiento en casi todas las categorías de empleo”, aseguró Jay Parsons, director de análisis y pronósticos de Real Page Inc.

El año pasado, el Estado lideró el crecimiento laboral en Estados Unidos por cuarto año consecutivo, sumando 252.400 puestos, de acuerdo a cifras del Buró de Estadísticas del Departamento del Trabajo.

Los récords no se han quedado sólo en el sector de empleo. “El mercado inmobiliario se ha disparado y los niveles de inventario han descendido muchísimo. Hasta hace algunos años muy pocas casas estaban siendo construidas”, agregó Parsons.

Datos de la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Houston indicaron que en 2013 las ventas de viviendas subieron un 17.4% en comparación con 2012, llegando a 73.232. Sólo se había alcanzado una cifra similar en 2006 con 72.376.

“Ahora es un mercado de vendedores, antes era uno de compradores. Mucha gente se está mudando a Texas para vivir el sueño americano. Nosotros hemos creado nuevas oficinas de préstamo para acomodar la demanda de nuevos clientes”, aseguró Ronnie Wilson, agente de hipotecas de Bank of America.

Con un mercado de este perfil, expertos a nivel local pronostican un aumento sostenido en los precios de casas en lo que queda del año. El valor promedio de una vivienda en Houston ahora es de 244.070 dólares un aumento de 22% en comparación con el año anterior.

En contraste, los aumentos del ingreso promedio en el área, no superan el 10% en los últimos 14 años, llegando a 44.648 dólares en 2013, según las cifras de la Oficina del Censo. Una realidad que limita la capacidad de endeudamiento de la mayoría de los que ya viven en la zona y que deja al conocido “sueño americano” en manos de los que llegan.