Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chile evalúa los daños del terremoto

El Centro Sismológico Nacional he informado que se esperan réplicas de intensidad similar al seísmo de 8,2 grados

La presidenta Michelle Bachelet ha arribado a la ciudad de Iquique junto a cinco de sus ministros

Barcos fueron afectados en Iquique por las olas provocadas por el seísmo
Barcos fueron afectados en Iquique por las olas provocadas por el seísmo AFP

Con la luz del día se han comenzado a conocer paulatinamente los daños que dejó el terremoto de magnitud 8,2 que afectó la noche del martes la zona norte de Chile. La población de los lugares afectados ha comenzado a regresar a sus casas, después de la alerta de tsunami que se decretó en toda la costa del país, y la televisión local esta mañana ha comenzado a emitir las primeras imágenes del seísmo que provocó la muerte de seis personas por infartos y aplastamientos.

Localidades como Alto Hospicio se encuentran con grandes daños e incomunicadas con las grandes ciudades, mientras otros lugares, como Pisagua, permanecen sin agua potable. Los pescadores artesanales de Iquique esperaron el amanecer para acercarse al Pacífico y observar sus embarcaciones totalmente destruidas a causa del maremoto, que fue discreto y no ha causado grandes daños. “Pensé que el edificio se venía abajo. Era terrible, como una batidora”, ha relatado una mujer a Canal 13 de televisión.

La presidenta Michelle Bachelet ha llegado a la zona afectada acompañada de cinco de sus secretarios de Estado. En la madrugada, la mandataria socialista decretó el estado de catástrofe en las dos regiones del norte de Chile, Arica y Tarapacá, para controlar posibles saqueos y desórdenes públicos. La situación que generó mayor alarma fue la fuga de 322 mujeres de la cárcel de Iquique, pero al menos cien de las reclusas han sido recapturadas.

La percepción general es que Chile está mejor preparado para enfrentar un seísmo fuerte en comparación a 2010, cuando un terremoto en la zona sur provocó 524 muertos. En esa ocasión, Bachelet estaba a punto de dejar el Gobierno y 181 de las víctimas fallecieron por no haberse dado las alertas de tsunami a tiempo. La experiencia ha provocado que la ciudadanía, mejor informada que hace cuatro años, haya evacuado las costas chilenas de forma tranquila y que no se hayan producido incidentes en las calles.

La zona afectada, donde hace semanas se sentían pequeños temblores, sigue en estado de alerta. El director del Centro Sismológico Nacional, Sergio Barrientos, ha informado de que se podrían esperar terremotos de una magnitud de 8 grados en la escala de Richter en las próximas horas.

Más información