Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis en Ucrania

Dos observadores españoles en la consulta de Crimea

Un exdirigente ultra catalán y un militante del PP supervisan la votación

Recuento en un colegio de Sebastopol
Recuento en un colegio de Sebastopol Kommersant via Getty Images

Dos españoles, el empresario gallego Pedro Mouriño y el político nacionalista catalán Enric Ravelló, figuraban entre los invitados a observar el referéndum de Crimea, consulta declarada ilegal por Ucrania, y no aceptada por la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) ni por ningún país del mundo, excepto Rusia.

Los “observadores” del referéndum son unas 70 personas, de ellas 20 rusas y otras 50 procedentes de Europa y del resto del mundo, según Oleg Bondarenko, responsable del contingente. Mouriño, cuya empresa Mediasiete Corporation colabora estrechamente con entidades rusas, fue invitado por el Instituto de Estudios de Integración de Rusia, según dijo por teléfono a este periódico desde la localidad de Saki, donde se encontraba. El empresario aseguró estar en Crimea a título particular, como “observador independiente” y afirmó que él mismo costea su estancia. En el pasado Mouriño fue presidente de honor de los Universitarios del Partido Popular Europeo y en la actualidad, según confirmó, es afiliado al Partido Popular.

En el referéndum de Crimea sobre la “anexión a Rusia”, “existen argumentos a favor y en contra de la legitimidad” de la consulta, aunque esta “no es tan clara y transparente” como la de Escocia, afirmó Mouriño. “Las autoridades de Crimea cuestionan la autoridad de Kiev, que ha quebrantado la legitimidad”, explicó. “El caso de Cataluña es diferente, ya que en España existe un Estado de derecho no cuestionado por la Generalitat, mientras en Crimea se cuestiona el Estado de derecho ucranio (...) Aquí se trata de la anexión a Rusia, y en Cataluña, de la creación de un sujeto de derecho internacional”, afirmó.

Por su parte, Ravelló, que fue responsable de relaciones internacionales del partido xenófobo Plataforma per Catalunya, se integra en un grupo coordinado por el Observatorio Euroasiático para Democracia y Elecciones. Al frente de esta organización está el belga Luc Michel (también invitado a Crimea), especializado en “repúblicas autoproclamadas” como el Transdniéster o Abjazia, según dijo a esta corresponsal.

“En Cataluña tenemos la misma situación que en Crimea y la semana pasada Rusia mencionó por primera vez en la ONU la situación en Cataluña”, dijo Ravelló en una rueda de prensa en Simferópol, refiriéndose a unas declaraciones del jefe de la representación rusa en la ONU, Vitali Churkin. “La situación es similar y para la gente en Crimea es interesante saber que nosotros queremos tener lo mismo en nuestro país”, dijo. “No sabemos si la España que se considera democrática nos permitirá ser tan libres como a ustedes”, sentenció. “La situación es la misma en España, Cataluña quiere votar, pero el Gobierno español dice que Cataluña es España y no tenemos el derecho a votar, porque necesitaríamos que toda España votara por Cataluña”. Ravelló aclaró que está en Crimea en el marco de una comisión del Vlaams Belang (partido nacionalista de derechas de Flandes), pero no como representante de Plataforma per Catalunya.