Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mireles: “Vamos por Morelia”

El líder moral de las autodefensas de Michoacán, que sufrió un accidente en enero, reaparece en el aniversario como portavoz en Tepalcatepec

Mireles, en el desfile por el aniversario de las autodefensas.
Mireles, en el desfile por el aniversario de las autodefensas.

El hijo pródigo de Tepalcatepec piensa que es hora de ir a por Morelia, la capital de Michoacán. "Para allá vamos. Queremos limpiar todo el Estado”, aseguró José Manuel Mireles, líder de las autodefensas del municipio y uno de los fundadores del movimiento en este Estado, al este de México. Después de más de dos meses de ausencia debido a un accidente de avioneta que sufrió el pasado 4 de enero, el doctor, de 55 años, se reincorpora a las filas del movimiento como portavoz de su municipio. El anuncio se hacía oficial este lunes en el marco de las celebraciones del primer aniversario del levantamiento en armas contra el crimen organizado, el 24 de febrero de 2013. “Quisiera que me ayudaran a celebrar el segundo aniversario desde Morelia y para todo el Estado”, pedía.

“Hagamos que este día sea llamado el Día de la Dignidad Michoacana”, sugería Mireles, “porque hoy hace un año que vencimos nuestros temores para recuperar la dignidad. Es un orgullo haber completado 12 meses sin pagar piso, sin pagar cuotas, sin violaciones de nuestras niñas y sin extorsiones”. Durante más de una década, los ciudadanos de la región de Tierra Caliente aguantaron los abusos primero de Los Zetas, luego de La Familia Michoacana y últimamente del cártel de Los Caballeros Templarios, según han denunciado ellos mismos.

Poco después de las cinco de la tarde, cientos de vecinos de Tepalcatepec (15.000 habitantes), uniformados con la camiseta de las autodefensas, iniciaron una marcha por la paz a la que se incorporó Mireles a medio camino. Con su reaparición, el hijo pródigo regresaba a casa y el pueblo cerraba filas en torno a su liderazgo. Hace apenas tres semanas el doctor perdió la portavocía del movimiento después de haber criticado el pacto entre el Gobierno y las autodefensas para legalizarse. Flanqueado por sus dos hijas, que no lo soltaron en ningún momento, el doctor caminó una media hora a la cabeza de la manifestación entre gritos de apoyo. El desfile era una fiesta, con un nutrido grupo de alumnos de preparatoria a la cabeza tocando tambores y un sinfín de carteles con loas al movimiento. La marcha terminó en la plaza principal, donde se celebró una misa y después, ya caída la noche, un concierto.

De cara al futuro, el doctor se manifestó optimista: “Nos va a ir mejor que antes porque ahora contamos con todo el apoyo del Gobierno federal y del Estado, ya reestructurado, que es lo que queríamos (...) En el poco tiempo que lleva Castillo, el Gobierno federal está haciendo muy buen trabajo”.

La fiesta para celebrar el primer año de autodefensas había comenzado a las ocho de la mañana en La Ruana, un pueblo de 10.000 habitantes a menos de 30 minutos de distancia de Tepalcatepec. Su fundador, Hipólito Mora, aparecía como el personaje principal de una manta gigante que encabezó la marcha y después el escenario de la verbena, en la que participó también el portavoz del movimiento, Estanislao Beltrán, más conocido como Papá Pitufo.

En contraste con Tepalcatepec, en la Ruana apenas una treintena de hombres marchaban armados con la camiseta de las autodefensas. Junto a ellos, alumnos de varios colegios y civiles del lugar. El recorrido empezó alrededor de las 9.30, después de celebrar misa en una capilla construida a la entrada del pueblo, donde antes se encontraba el busto de Nazario Moreno El Chayo, uno de los fundadores de los Templarios, supuestamente caído en un tiroteo con las fuerzas de seguridad federales en 2010. A diferencia de Mireles, los líderes de La Ruana y Buenavista posaban más tensos. Hipólito Mora reconoció que la jornada “más que un festejo” era una “conmemoración”. “Tenemos muchachos detenidos, otros murieron, otros aún están heridos”. En su opinión el futuro “pasa por seguir avanzando hasta conseguir el triunfo” y considera razonable que las autoridades no hayan atrapado aún a los líderes del cártel. “Tenemos apenas un año, acuérdense de cuánto tienen detrás de El Chapo y apenas lo atraparon ahora”. “Este ha sido un año de tristezas y también de decepciones, aunque prefiero no hablar de ellas”, añadió.

El mensaje de unidad fue repetido por todos los dirigentes. “El movimiento es uno”, aseguró Estanislao Beltrán. Por su parte, Mireles atribuyó los conflictos con el resto de líderes a “problemas de comunicación”.

Apenas unas horas antes de que el doctor se diera un baño de multitudes en su pueblo natal, fue difundido un video a través de las redes sociales en el que, como un auténtico líder, el cirujano felicita a sus compañeros por el año de lucha y les pide que recuerden que la violencia en el Estado no está resuelta.

Los acuerdos entre el Gobierno y las autodefensas

Estanislao Beltrán, portavoz de las autodefensas de Michoacán, ha reconocido este lunes que las guardias comunitarias pactaron con los Gobiernos federal y estatal el reestablecimiento de las autoridades en las cabeceras municipales que quedaron desiertas tras el levantamiento. “Lo platicamos con Alfredo [Castillo, comisionado enviado a la zona por el presidente Peña Nieto] y ese es uno de los acuerdos, que a la brevedad, ponga a los presidentes”.

El acuerdo formaría parte del compromiso firmado el 27 de enero de este año, donde se proponía la legalización de las autodefensas como guardias rurales. En palabras de Beltrán, la vía para hacer factible el acuerdo sería que “el Gobierno del Estado determine un interino o que el cabildo proponga a una persona del propio cabildo”. En su opinión, la llegada de autoridades municipales es necesaria porque “así no hay seriedad, ni cabeza principal”.

Más información