Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CELAC alienta a Maduro a que dialogue con “todas las fuerzas políticas”

En otro comunicado, la Internacional Socialista pidió el cese inmediato de los ataques de grupos irregulares armados

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) -cuyas decisiones son adoptadas por un cuarteto integrado por Costa Rica, como presidente temporal, Cuba y Ecuador, socios cercanos de Caracas, y la isla caribeña de Santa Lucía- lamentó la violenta crisis que sacude a Venezuela desde la semana pasada y alentó al gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, “a continuar los esfuerzos para propiciar un diálogo entre todas las fuerzas políticas del país”.

En un comunicado difundido en la capital costarricense, la CELAC pidió que se garanticen “la información fidedigna y veraz” y el pleno respeto de “todos” los derechos humanos. La Comunidad, añadió, “ha conocido con preocupación los hechos violentos” que se registraron en Venezuela a partir del 12 de este mes -con saldo de tres muertos- y lamentó “la pérdida de vidas humanas”.

“Nuestra Comunidad rechaza la violencia y promueve la seguridad ciudadana, la paz, la estabilidad y el desarrollo; y considera que en todo momento debe garantizarse la institucionalidad democrática”, precisó. Sin la presencia de Estados Unidos y de Canadá, la CELAC fue establecida en 2011 en Venezuela al abrigo del entonces presidente venezolano Hugo Chávez, fallecido en marzo de 2013.

La Comunidad aseguró en el comunicado que sus 33 integrantes se solidarizan con “el pueblo hermano” de Venezuela “y alientan a su gobierno a continuar los esfuerzos para propiciar un diálogo entre todas las fuerzas políticas del país, en aras de la paz y la unidad nacional que el pueblo venezolano requiere para continuar su marcha hacia el progreso y el bienestar”.

Por otra parte, el canciller costarricense Enrique Castillo afirmó que Costa Rica está dispuesta a otorgar asilo político a los opositores venezolanos. “Si la petición se hace formalmente, y una vez que es estudiada, es aprobada, Costa Rica, que sigue siendo una tierra de asilo, probablemente daría el asilo”, agregó, al aclarar que se debería seguir un proceso “formal” y que “no hay ninguna solicitud de ninguna persona de Venezuela, de ningún ciudadano venezolano hasta el momento”.

Entre tanto, la Internacional Socialista (IS), que reúne a las fuerzas socialdemócratas de todo el mundo -entre ellos a los opositores partidos venezolanos Acción Democrática (Adeco) y Movimiento al Socialismo (MAS)-, fustigó a los grupos irregulares armados que, con impunidad, atacaron en los disturbios del 12 de febrero en Caracas. Los partidos opositores venezolanos Un Nuevo Tiempo (UNT) y Voluntad Popular, cuyo coordinador es el ahora encarcelado dirigente venezolano Leopoldo López, son observadores de la IS.

El panameño Martín Torrijos, quien fue presidente de Panamá de 2004 a 2009 e integra el opositor Partido Revolucionario Democrático, es presidente del Comité de la IS para América Latina y el Caribe.

La IS, a la que pertenece el gobernante Partido Liberación Nacional, de Costa Rica, alertó que aunque los procesos electorales son “la fuente generadora” de los mandatos de las autoridades venezolanas, “hemos observado que esos actos democráticos no siempre se proyectan a la vida política de todos los días, donde la tensión, la descalificación o el irrespeto a libertades y derechos fundamentales aparecen presentes”.

“Es ahí donde apreciamos las razones y causas fundamentales de la situación crítica de estos últimos días. La tolerancia a la violencia, como la ejercida por grupos irregulares de individuos que, como han apreciado millones en sus pantallas de televisión, disparaban impunemente a la luz del día a manifestantes en el centro de las calles de Caracas, debe de cesar de inmediato. Las autoridades de gobierno deben de contribuir a generar una cultura que reemplace la confrontación por el diálogo y la negociación, como acontece en todas las naciones donde existe la democracia”, recalcó.

“El hecho de que en el marco de una democracia se llegue a los niveles de violencia que se ha visto la última semana en Caracas y en otros lugares de ese país, con muertos, heridos, líderes de oposición perseguidos, restricciones a las libertades como las de información y otras, apuntan a la gravedad del momento que vive esa nación”, puntualizó.

Más información