Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un senador republicano demanda a Obama por el espionaje de la NSA

Rand Paul, libertario afín al Tea Party, considera que la recolección masiva de datos del Gobierno viola la Cuarta Enmienda de la Constitución americana

Rand Paul sujeta un teléfono móvil tras presentar su querella contra Obama.
Rand Paul sujeta un teléfono móvil tras presentar su querella contra Obama. REUTERS

Tras meses de amenazar con ejercer acciones legales, el senador republicano Rand Paul ha presentado finalmente hoy ante un tribunal de Washington una demanda colectiva contra el presidente Barack Obama y la NSA por el espionaje masivo de las comunicaciones. En opinión de Paul, esa práctica viola la Cuarta Enmienda de la Constitución americana. Además de al presidente de EEUU y la Agencia Nacional de Seguridad, la querella incluye al director nacional de Inteligencia, James Clapper; al director de la NSA, el general Keith Alexander; y al director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), James Comey.

“La Constitución protege a todos los ciudadanos de registros indiscriminados”, ha explicado el senador afín al Tea Party en rueda de prensa tras presentar la demanda. “Espero que este caso llegue al Tribunal Supremo e intuyo que el pueblo americano va a ganar”, ha declarado. El senador por Kentucky explica a través de un vídeo en YouTube colgado en su página web las razones que le han llevado a tomar tal decisión, y compara el programa de espionaje actual a los registros sin órdenes judiciales ordenados por el gobierno británico y ejecutados por los militares británicos en las colonias antes de la independencia y creación de Estados Unidos.

“La lección extraída de la Revolución americana fue que lo anterior no debía de suceder nunca más y, sin embargo, la recolección masiva de datos por parte de la NSA es el equivalente moderno a lo sucedido entonces”, explica Paul en su vídeo para añadir a continuación que “Paul Revere marchó por las calles para advertirnos de que llegaban los británicos, no de que llegaban los americanos”, en referencia a uno de los más famosos patriotas americanos que luchó contra la metrópoli.

El espionaje masivo del Gobierno fue conocido después de que el exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, siglas en inglés) Edward Snowden hiciera públicos documentos clasificados sobre el programa el año pasado. El espionaje comenzó bajo la Administración del presidente George W. Bush tras los ataques terroristas del 11-S y continuó bajo el mandato de Obama.

Espero que este caso llegue al Tribunal Supremo e intuyo que el pueblo americano va a ganar”

Rand Paul

“Estoy demandando al presidente Barack Obama porque se ha negado públicamente a poner fin a una clara violación de la Cuarta Enmienda”, asegura Paul. El senador, que enfrenta su reelección en 2016 y que tiene aspiraciones a la Casa Blanca, argumenta que la recolección masiva de datos –por la longitud y los números de teléfonos espiados- ha sido declarada inconstitucional por varios tribunales, entre ellos el de la ciudad de Washington el pasado mes de diciembre.

A través de su página web, el senador republicano llama a que 10 millones de estadounidenses firmen la demanda colectiva que él ha paresentado junto a Matt Kibbe, presidente de FreedomWorks, grupo alineado al Tea Party, y Ken Cuccinelli, exfiscal general de Virginia que no logró dar el salto a la mansión del Gobernador el pasado año en noviembre.

Curiosamente, la información que se pide en la página web no es suficiente para sumarse a una demanda colectiva judicial (nombre, apellido, códico postal, correo electrónico) pero sí muy jugosa para iniciar una campaña electoral.