La ONU alerta de la detención de evacuados de Homs

El régimen de Bachar al Asad interroga los hombres y niños arrestados en una escuela en las afueras de la ciudad siria

Detenidos en Homs (Siria) mientras son evacuados.Foto: reuters_live

La Organización de las Naciones Unidas se ha mostrado “profundamente preocupada” por el arresto de hombres y niños recién evacuados de Homs, la ciudad siria sometida a más de 600 días de cerco por parte del régimen de Damasco. Estos varones han salido del sitiado casco histórico de la ciudad, un vecindario de opositores, y han sido llevados a una escuela a las afueras de Homs, donde están siendo interrogados por personal del Gobierno, sin presencia de observadores internacionales ni ONG locales. El portavoz de la comisionada para los Derechos Humanos, Rupert Calville, ha pedido que se aclare qué se está haciendo con estos hombres.

Inicialmente, el rescate de los civiles atrapados en la zona rebelde de Homs solo iba a incluir a mujeres, niños y ancianos, pero la ONU informa de que ha salido un grupo de varones de entre 15 y 55 años, considerados en edad de combatir. Melissa Fleming, portavoz de ACNUR en Ginebra, ha explicado que han sido 336 los varones sacados de Homs, de los que 42 fueron puestos en libertad tras prestar testimonio. El resto sigue en manos del Gobierno en un colegio sin uso, el Andalucía, en una zona bajo control de los leales al régimen, sin que se sepa cuál es su destino.

El personal de ACNUR no ha estado presente en los interrogatorios pero sí ha podido hablar con varios de ellos, detalla Fleming, a su salida del cuestionario. Todos les han manifestado su deseo de ser evacuados a un lugar seguro junto a sus familias, tras haber soportado meses de miseria y bombardeos en la ciudad considerada como la cuna de la revolución contra el presidente Bachar el Asad.

El gobernador de Homs, Talal al Barazi, ha manifestado a The Wall Street Journal que todos estos varones se habían “rendido” y ahora pasaban a “disposición del Gobierno”, que los tiene que “investigar”. Asegura que están recibiendo un buen trato. Los que sean culpables de algún “crimen” serán llevados a juicio y los restantes serán amnistiados. La ONU insiste en que ellos no están “supervisando” lo que ocurre con este grupo, cuya salida es inesperada, pero afirma que ha recibido “garantías” por parte de Damasco de que tendrá un trato “justo y transparente”, ha explicado Yacoub El Hillo a un grupo de prensa internacional al que se le ha permitido una visita a Homs. Al Barazi se ha negado a que estos medios accedan a la escuela donde están recluidos los opositores.

La idea de la ONU, abunda el ACNUR, es pedirle a la Media Luna Roja que se interese por el destino de estos hombres, dada su trayectoria en la atención a prisioneros de guerra. Fuentes de la Media Luna en la capital siria sostienen que aún no han recibido esta petición formal ni han tenido contacto alguno con los varones. Los Comités Locales de Coordinación, un grupo opositor que hace balance de los daños y víctimas en la contienda, afirma que varias mujeres e hijos de los detenidos se han puesto en contacto con ellos para manifestarles su “temor” a que los interrogatorios conlleven algún tipo de violencia, denunciada como práctica rutinaria tanto del Gobierno como de los grupos opositores más radicales por parte de Naciones Unidas, Human Rights Watch o Amnistía Internacional.

Tanto la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU como la Media Luna Roja confirman que, desde que el viernes comenzaron las tareas de rescate de Homs, tras el acuerdo alcanzado por el Gobierno y los opositores en Ginebra para auxiliar a los civiles que más largo cerco han sufrido en este conflicto, 1.132 personas han sido evacuadas, entre las que hay 20 mujeres embarazadas. 400 niños, además, han podido recibir su vacuna contra la polio, después de que se localizase un foco el pasado otoño. Por motivos logísticos no aclarados, la salida de los civiles quedó suspendida ayer pero esta mañana ya se han retomado las labores de asistencia. Los camiones de la ONU han llevado alimentos a las personas que iban saliendo y, tras comer un poco, han sido llevadas a un autobús, para ser trasladadas a una zona segura, lejos de los escombros y el hambre. Otras mil personas, según cálculos de las organizaciones internacionales, permanecen dentro de la zona sitiada.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La tregua entre partidarios y detractores del régimen debe acabar esta noche (primero se fijaron tres días y juego se ampliaron a seis), pero el régimen se ha mostrado dispuesto a ampliar el plazo, indican los medios oficiales. La Media Luna confirma que no han tenido más incidentes como los del fin de semana, cuando sus trabajadores se vieron envueltos en ráfagas de disparos.

La ayuda a Homs fue el único resultado tangible de la primera ronda de las negociaciones de Ginebra, iniciadas el pasado 22 de enero. El lunes se retomaron, sin que el proceso haya tenido avance alguno. “No estamos haciendo muchos progresos”, ha reconocido Lakhdar Brahimi, el enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe para Siria. El de ayer, de hecho, fue un “día perdido”, según indican a Reuters algunos de los participantes. Supuestamente, el martes estaba dedicado a estudiar en profundidad el fin de la violencia y la posibilidad de una tregua permanente. Hoy el punto del orden del día se refería a la formación de un Gobierno de transición. Los enviados de El Asad han defendido que no habrá transferencia de poder alguna a una oposición donde están instalados los “terroristas”, mientras la Coalición Nacional Siria, reconocida por Occidente como legítima representante del pueblo sirio, insiste en que un gabinete provisional con el presidente actual no es viable.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS