Kerry apela a superar el ‘caso Snowden’

El secretario de Estado admite que Berlín y Washington han “atravesado tiempos más bien difíciles” en sus relaciones

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, camina este viernes junto a la canciller alemana Angela Merkel.
El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, camina este viernes junto a la canciller alemana Angela Merkel.BRENDAN SMIALOWSKI / AFP

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, apeló este viernes a la “renovación” de las relaciones entre Berlín y Washington durante una visita relámpago a la capital alemana. Aunque evitó pedir disculpas formales por el escándalo del espionaje masivo a objetivos políticos, industriales y civiles desvelado por el exempleado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden, Kerry habló de 2014 como “el año en el que se superarán las diferencias” transatlánticas. Kerry pidió a los líderes alemanes que “dirijan el foco hacia el futuro”, para el que auguró “una estrecha colaboración” bilateral también en asuntos de seguridad nacional.

Más información

En un encuentro con la prensa junto a la canciller federal Angela Merkel, el jefe de la diplomacia estadounidense pronosticó, además, que el caso Snowden “no lastrará las relaciones” entre Berlín y Washington. Hace solo dos días, la canciller Merkel criticó las prácticas de la NSA ante el pleno del Parlamento federal (Bundestag) y prometió que presionará a Estados Unidos “con la fuerza de los argumentos” para poner coto al espionaje.

Es la primera visita de Kerry desde que Snowden destapó la caja de los truenos el pasado verano. El secretario de Estado admitió que ambos países han “atravesado tiempos más bien difíciles” para sus relaciones bilaterales. Tanto la democristiana Merkel (CDU) como su ministro de Exteriores, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier (SPD), dijeron que las “opiniones distintas” sobre el espionaje no deben hacer peligrar “la amistad” entre Alemania y Estados Unidos, en palabras de Steinmeier. Kerry evitó hablar del acuerdo de no espionaje mutuo impulsado por Alemania cuando saltó el escándalo y se conoció, entre otras pruebas del control masivo de las comunicaciones digitales y telefónicas, que la NSA espió durante años el teléfono móvil de la propia canciller.

Kerry y Merkel también hablaron sobe la crisis en Ucrania. Merkel pidió al presidente Víctor Yanukóvich que retire las leyes represivas y haga más gestos de acercamiento a la oposición. Antes de hablar con Kerry, la jefa del Gobierno alemán había recibido al primer ministro polaco, Donald Tusk, para tratar de la crisis. Merkel formuló como prioridad que “no se rompan las vías de diálogo” entre el Gobierno de Kiev y los opositores. Kerry, por su parte, dijo que “las ofertas de Yanukóvich no han sido suficientes” para que la oposición se embarque en “una especie de Gobierno de unidad” nacional. Alemania considera que Yanukóvich “no percibe la gravedad de la situación”. Kerry brindó a los opositores “todo el apoyo” del presidente estadounidense, Barack Obama.

El estadounidense hizo una breve escala en Berlín de camino a Múnich, donde participará en la quincuagésima Conferencia de Seguridad. Allí tendrá ocasión de reunirse este fin de semana con representantes del Gobierno y de la oposición ucranias. La situación en Kiev se ha agravado a ojos vista en las últimas semanas. Este viernes, altos mandos militares pidieron a Yanukóvich que tome “medidas inmediatas” para estabilizar el país.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50