Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Naranjo agita el panorama político en Colombia

La predisposición del exjefe de policía colombiano a formar parte de la candidatura de Juan Manuel Santos genera debate

Las declaraciones del general colombiano en retiro Óscar Naranjo ("si Santos me ofrece la vicepresidencia, estaría dispuesto a aceptarla") han agitado el panorama político del país sudamericano. El exjefe de la Policía Nacional de Colombia reconocía, en una entrevista con este periódico, estar dispuesto a integrar el gabinete de Juan Manuel Santos para el periodo presidencial 2014-2018. Las reacciones no se hicieron esperar.

El partido Liberal, que forma parte de la coalición del Gobierno, aplaudió la posibilidad de que Naranjo, un hombre que goza de gran popularidad por su paso por la dirección de la Policía, sea el elegido. “General Naranjo, un gran hombre. Perfecto para el postconflicto. Un general de paz”, dijo a medios locales el parlamentario Simón Gaviria, director de esa colectividad. “Él aportaría mucho porque conoce muy bien a los grupos armados ilegales. Es actual negociador de paz en La Habana. También ayudaría por su experiencia a combatir la inseguridad ciudadana en las regiones”, agregó.

Los analistas también destacan que, a pesar de que Naranjo nunca ha participado en política porque su carrera se la dedicó a la Policía –con tanto éxito que en 2010 fue reconocido como el mejor policía del mundo por sus logros contra el narcotráfico–, de convertirse en la fórmula de Santos podría darle un impulso, sobre todo en el tema de la seguridad, uno de los flancos que más resiente la opinión pública y que ha atacado la oposición, en cabeza del expresidente Álvaro Uribe. Naranjo tiene gran credibilidad y es sinónimo de lucha contra el crimen –también entre los uribistas– y en ese sentido podría ser positivo para la imagen del presidente-candidato.

Los medios colombianos publicaron partes de la entrevista que concedió Naranjo a EL PAÍS e hicieron sus análisis. “Santos ya fue jefe de Naranjo en el Ministerio de Defensa. Ambos se conocen y la llave, electoralmente, podría generar aceptación entre los partidos políticos y la ciudadanía.”, dijo el diario capitalino El Tiempo. Por su parte, la revista Semana hizo un análisis sobre el futuro que podría tener la fórmula Santos-Naranjo. “Contar con un oficial de tan alto reconocimiento en la vicepresidencia le serviría al actual jefe del Estado para enviar un mensaje de confianza ante un electorado con incertidumbre frente a la paz y el conflicto armado”. La revista también añadió que “al no estar tan relacionado con la política, el general no tiene el “rabo de paja” de muchos políticos de carrera”.

El otro nombre que suena para ser fórmula vicepresidencial del actual mandatario es Germán Vargas Lleras, que pasó de ser su ministro estrella a director de la Fundación Buen Gobierno, la plataforma política para la reelección. Vargas Lleras sabe de política, es el líder de Cambio Radical y también cuenta con una imagen muy favorable entre la ciudadanía. Incluso, el mismo jefe de los liberales, quien celebró el anuncio de Naranjo, también dijo a Caracol Radio que “en los temas electorales (Vargas) sería un activo para el presidente Santos”.

Este jueves el presidente colombiano citó a una reunión con tres partidos de la llamada Unidad Nacional, Partido de la U, liberales y Cambio Radical, para supuestamente limar asperezas con la Fundación Buen Gobierno que dirige Vargas. A la reunión no asistirían los conservadores, porque según el diario El Tiempo, se tocará el tema de la reelección y ese partido, que también hace parte de la coalición del gobierno, se encuentra dividido entre quienes apoyan un segundo mandato de Santos y los que están cerca al Uribismo. De ahí que el pasado fin de semana decidiera ir a las presidenciales con candidato propio. La elegida es Marta Lucía Ramírez, que fue ministra de Defensa de Álvaro Uribe y es también opositora de Santos.

Por ahora, se suman a Santos y Ramírez, los candidatos Oscar Iván Zuluaga por el Centro Democrático, Clara López del Polo Democrático y Aida Avella de la Unión Patriótica, ambas formaciones de izquierda.

En el pasado, en Colombia el nombre del vicepresidente no ha quitado ni ha puesto a la hora de la elección de un nuevo presidente, sin embargo, personalidades como Naranjo o Vargas Lleras sí generan mucho ruido político. Pero por ahora, todo son especulaciones. Solo cuando Santos inscriba oficialmente su candidatura, algo que podría ocurrir entre mediados de febrero o comienzos de marzo, se sabrá el nombre de la persona que lo acompañará en su intento por reelegirse.